Mundo

Los populistas convocan protestas en Italia tras veto presidencial

El Movimiento 5 Estrellas se niega a que el Jefe de Estado le imponga un primer ministro europeísta y pide que los italianos salgan a manifestarse el dos de junio, día nacional

El presidente de Italia, Sergio Mattarella, junto a su candidato a primer ministro, Carlo Cottarelli.

El Movimiento Cinco Estrellas (M5S) anunció ayer la convocatoria de una gran manifestación en Roma el sábado 2 de junio, coincidiendo con el Día Nacional de Italia, para protestar contra el veto del jefe del Estado, Sergio Mattarella, a Paolo Savona, el elegido por el movimiento antisistema y la ultraderechista Liga para que fuese el ministro de Economía de su futuro gobierno.

“Este sábado nos vemos todos en Roma para decir juntos: Mi voto cuenta. Será la fiesta de la Tercera República”, escribió el líder del populista M5S, Luigi Di Maio, en la red social de Facebook.

Di Maio además ha pedido a los italianos que lleven banderas del país “y el orgullo de ser ciudadanos italianos que tienen el derecho de decidir su futuro”.

En defensa de Mattarella. En el polo opuesto, el secretario general temporal del Partido Democrático (PD, centroizquierda), Maurizio Martina, anunció para el viernes 1 de junio sendas manifestaciones, una en Roma y otra en Milán, “en defensa de la Constitución, del presidente de la República y de las instituciones”.

Mattarella rechazó este domingo que el euroescéptico Savona, de 81 años, fuera ministro de Economía en un Gobierno dirigido por el M5S y la Liga (ultraderecha), dos partidos que juntos obtuvieron más del 50% de los votos de los italianos en las elecciones del pasado 4 de marzo.

Su decisión provocó que el jurista Giuseppe Conte renunciara al cargo de Primer ;inistro y al encargo de intentar formar gobierno, ocasión aprovechada por el presidente Mattarella para proponer como primer ministro al europeísta Carlo Cottarelli, exdirectivo del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Esta situación ha generado una gran división entre los políticos y entre la opinión pública, entre quienes creen que Mattarella defendió las instituciones y los que piensan que se excedió en sus prerrogativas como Presidente de la República.

Berlusconi reaparece. Para complicar aún más la crisis italiana, el líder de Forza Italia, Silvio Berlusconi, socio coaligado con la ultraderechista Liga, anunció que su grupo no votará en el Parlamento la confianza al gobierno liderado por el economista Cottarelli.

El magnate comunicó que la postura de FI a un gobierno tecnócrata “no puede ser otra que negativa” y mostró la voluntad de que la alianza con la Liga y los neofascistas de Hermanos de Italia se mantenga de cara a las próximas elecciones.

“A los que me preguntan cuál será el futuro del centroderecha respondo que en las próximas elecciones no imagino otra solución que la de ir en coalición”, añade, a la vez que apunta a una alianza “ciertamente destinada a prevalecer también por la posibilidad de mi candidatura”.

Imprimir