Nacional

AMLO ofrece plan social en Atlacomulco

Dice tener “mucho respeto” a la comunidad, pese a un “grupo que tiene mala fama”. Tacha a magistrados de la Corte de “alcahuetes de la mafia del poder”

Andrés Manuel López Obrador dijo que nada ha dañado más a Atlacomulco que la deshonestidad de los gobernantes.

“Nada ha dañado más a Atlacomulco, nada ha dañado más al Estado de México, nada ha dañado más al país que la deshonestidad de los gobernantes, por eso vamos a acabar con la corrupción”,  aseguró Andrés Manuel López Obrador, candidato de la coalición Juntos Haremos Historia en esa comunidad, durante su visita al Estado de México.

Prometió a Atlacomulco un programa de Infraestructura y Desarrollo social, que dijo, “vamos  a bajar a ejidos y comunidades.

“Siempre que hablo de Atlacomulco en cualquier parte del país, siempre hablo con mucho respeto. Otra cosa es que se le haya puesto así a un grupo que tiene mala fama. Pero el pueblo de Atlacomulco es un pueblo con muchos valores”, lanzó AMLO a los presentes en un mitin de campaña.

En su habitual discurso de propuestas electorales, el candidato tabasqueño dijo que no va a aumentar el IVA, no el ISR, “no vamos a pedir prestado, no va a seguir creciendo la deuda pública y no van a haber gasolinazos”, dijo.

“Vamos a cortar el copete de los privilegios”, aseguró AMLO a los habitantes de esa comunidad mexiquense.

Asimismo, criticó los sueldos de diputados, magistrados de la Suprema Corte de Justicia y demás administradores públicos: “Habiendo tanta pobreza, sueldos de 650 mil pesos mensuales. ¿Saben de algo que hayan hecho los de la SCJN en beneficio del pueblo de México? ¿Se han enterado de algo que hayan resuelto en favor del pueblo? ¡Nada! Están ahí de alcahuetes de la mafia del poder.”

“Vamos a bajar los sueldos de los de arriba y voy a empezar dando el ejemplo: voy a ganar menos de la mitad de lo que gana Peña Nieto sin compensaciones”, criticó AMLO al tiempo que dijo que es una violación al Artículo 27 constitucional que haya servidores públicos con un mayor sueldo que el del Ejecutivo.

“Van a ganar más los maestros, las enfermeras, los médicos, los policías, los que trabajan para el Estado, los trabajadores y los campesinos”, prometió a los de Atlacomulco.

“No me voy a subir al avión presidencial, porque no voy a ofender al pueblo de México”, insistió el candidato morenista, al mismo tiempo que criticó la supuesta inversión en la galera para resguardar dicho avión, en la que dijo, “se robaron 500, de mil millones de pesos”. “¿Cuándo en Atlacomulco ha invertido el Gobierno Federal mil millones de pesos?”, preguntó AMLO, antes de insistir en la propuesta de venta de la aeronave y la flotilla de la administración Estatal.

Dijo también que existirá, en caso de llegar al Gobierno de la República, un rescate al campo y apoyos a pequeños productores, comuneros, ejidatarios, pequeños propietarios.  Repitió su propuesta de precios de garantía y un cambio a la política de repartición de fertilizantes.

“Vamos a rehabilitar las bodegas, los almacenes de Liconsa. Se va a comprar las cosechas y se va a vender fertilizante, aunque va a ser gratuito a quienes siembran para comer”, aseguró AMLO.

También insistió en que no van a haber privatizaciones, ni del agua, ni del ISSSTE. Prometió medicamentos gratuitos, mientras insistía en acabar con la corrupción en ese sector.

Ofreció a los pensionados del ISSSTE y el IMSS una mejora en las pensiones y prometió elevar de 1,150 a 1,500 pesos los apoyos gubernamentales en ese municipio del Estado de México, así como un apoyo a discapacitados.

Al candidato de juntos Haremos Historia criticó a quienes forman la que él llama la “mafia del poder”. Aseguró que los mismos han dado la espalda hasta al presidente Enrique Peña Nieto. “Lo encumbraron, lo impusieron y ya después que no les gustó, lo convirtieron en chivo expiatorio”. Son cien los que se creen dueños de México, dijo.

Pidió nuevamente a los presentes lo que él llama el “voto parejo”, por todos los candidatos de Morena en esa zona del país.

Andrés Manuel López Obrador prometió a Atlacomulco su regreso antes de tomar posesión.

Imprimir