Tan lejos y tan cerca... AMLO y Meade acaparan reflectores en nueva pasarela | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 29 de Mayo, 2018

Tan lejos y tan cerca... AMLO y Meade acaparan reflectores en nueva pasarela

El Grupo Salinas lleva a los candidatos ante jóvenes y empresarios a hablar del futuro

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

Distantes en las encuestas, cercanos en el apoyo y respaldo de los jóvenes y empresarios que se les brindaron, celebraron y aplaudieron en varios momentos a Andrés Manuel López Obrador y a José Antonio Meade.

Ambos en su circunstancia, ambos en lo suyo, con sus armas discursivas, y uno que otro eslogan propagandístico que les redituaran —en el caso del tabasqueño—, el aplauso fácil y las risas espontáneas de cientos de jóvenes de la Fundación Kybernus, de Grupo Salinas, que acudieron a la pasarela de candidatos presidenciales que se realizó en las instalaciones del Frontón México, en la capital del país.

“Tengo ideas viejas, pero me copian todo…pongo ejemplo del PAN”, ironizaba López Obrador y arrancaba risas y aplausos de los presentes que le festejaban la ocurrencia.

Meade no se quedó atrás, desde que arribó al escenario donde se realizaba la presentación de cada uno de los candidatos,  las primeras tres filas de las gradas del Frontón México se levantaron y aplaudieron, hasta tres veces.

“Trae porra, José Antonio Meade  …”, exclamó el periodista Manuel López SanMartín y llegó otra porra.

Meade defendió su trayectoria ciudadana y advirtió que la falta de estado de derecho amenaza la libertad de expresión de un país, lo que generó exclamaciones.

Un evento que pasó por la mirada atenta de Ricardo Salinas Pliego, ubicado en primera fila de las gradas. Un evento en que los cuatro candidatos elogiaron las aportaciones y visión de negocios del fundador de TV Azteca y empresas como Elektra, lo que les generaba  sin excepción aplausos  a cada uno de los candidatos y la simpatía del auditorio formado por miembros de la Fundación que auspicia justamente Grupo Salinas.

LLEGA EL AMLOVE. No obstante fue López Obrador quien desparramó su AMLOVE  por el Foro Recupera Tu Futuro y se prodigó en elogios hacia Ricardo Salinas, de quien también  destacó la preparación y el bagaje cultural con el que cuenta el empresario.

“No le quiero hacer la barba, no soy lambiscón, pero me gusta decir lo que siento; mi pecho no es bodega, el director de esta fundación tiene dinero, pero tiene dimensión social: Ricardo Salinas”, soltó y llegó de inmediato el caudal de aplausos.

La diferenciación de Salinas Pliego con otros empresarios no podía faltar para ganar más aplausos.

“ Hay otros empresarios que son traficantes de influencias, no aportan nada, se dedican a saquear y a robar, no tienen llenadera, ahora se están oponiendo al cambio en el país, ven que la situación es difícil en el país y ellos quieren seguir manteniendo sus privilegios”, aseguró.

Un López Obrador calculador, que medía sus palabras y  que dijo  las frases y enunciados que  su auditorio compuesto en su mayoría por jóvenes y ejecutivos de Grupo Salinas, justo quería escuchar.

“No vamos a afectar a los concesionarios, no vamos a limitar la manifestación de ideas, respetaremos la crítica”, y arrancaba aplausos. Pero más cuando prometió becas a jóvenes y soltó una frase de eslogan.

“Becarios si, sicarios no…”, más aplausos.

El candidato de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya, y Jaime Rodríguez, El Bronco, no desmerecieron e incluso se esmeraron, sobre todo el panista, en captar la atención de los jóvenes, pero no llegaron a los niveles de Meade y menos de López Obrador.

Fue un evento  que congregó a  los cuatro candidatos presidenciables y que no estuvo exento de referencias religiosas, por parte de López Obrador y del  Bronco, que les ayudó a congraciarse con una buena parte del auditorio, compuesto en su mayoría por  jóvenes  que profesan alguna religión y que les prodigaron aplausos cuando hicieron mención a Dios en el caso del Independiente o al respeto a todo tipo de religiones por parte del tabasqueño.

Anaya se esforzó, habló de corrupción, de dar a México un gobierno honesto y de resultados pero sólo arrancó aplausos cuando  elogió a Salinas Pliego y una que otra risa cuando mencionó a “Ya sabes quien”.

Fiel a su estilo, El Bronco lanzó compromisos que hacen levantar las cejas a más de uno. Como cuando se comprometió a desaparecer la Sedesol.

Un “ahhh” recorrió las gradas de los asistentes que sorprendidos escuchaban esa propuesta del Bronco porque no se debe regalar el dinero del pueblo, dijo.

O la de militarizar las escuelas para enseñarles disciplina a los jóvenes. “Así ya no hay chance de que se avienten un churro”, aseveró y estallaron las carcajadas.

Más carcajadas cuando aseguró que el reconocimiento que le dieron por acudir a ese Foro lo colgaría en su “egoteca”. “Mi egoteca es mi cantina”.

Pero lo que más agradó fue la promesa de eliminar el financiamiento a los partidos y destinar los 12 mil millones de pesos a emprendedurismo de los jóvenes.

Muchos de los asistentes le prodigaron palmas.

Un evento lleno de matices, donde cada uno de los candidatos guiñó el ojo a quien es uno de los empresarios más poderosos del país y donde aprovecharon para decirle al público lo que ese público quería escuchar aunque muchas de esas promesas se diluirán después del 2 de julio.

Radical... AMLO ofreció transformar al país “sin violencia”, y dijo que encabezará la cuarta transformación, después de la Independencia, la Reforma y la Revolución, sólo que, a diferencia de éstas, la de él será pacífica.

Habrá un cambio ordenado y radical”, aseguró López Obrador, y pidió no asustarse por esta palabra ya que significa, explicó, “arrancar de raíz a este gobierno corrupto”.

 

Imprimir