José Ramón Amieva

El jefe de Gobierno trae el mismo discurso que el de sus antecesores y se niega aceptar que el crimen organizado ya se encuentra en la CDMX. El mandatario interino dice que sólo se trata de delincuentes aislados, quienes se disputan el negocio de la venta de drogas. Habrá que recordarle al ex secretario de Desarrollo social lo que está pasando  en Tláhuac, territorio aún sometido por integrantes del cartel de Felipe de Jesús Pérez “El Ojos” o las disputas que actualmente se consuman por el control de la droga en el Barrio de Tepito.

 

Imprimir

Comentarios