Probióticos en presentación de medicamentos, más seguros y efectivos | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 29 de Mayo, 2018

Probióticos en presentación de medicamentos, más seguros y efectivos

Verificar género, especie, cepa y cantidad de microrganimos vivos, así como respaldo de estudios controlados en humanos, fundamental al elegir un probiótico

Probióticos en presentación de medicamentos, más seguros y efectivos  | La Crónica de Hoy
Los probióticos son microorganismos vivos

Con un valor estimado de mercado de casi 37 mil millones de dólares a nivel global, los probióticos, tanto incorporados a alimentos como en suplementos, se consolidan como una de las tendencias más populares para el cuidado de la salud nutricional en México y el mundo.

En el marco del Día Mundial de la Salud Digestiva —a conmemorarse este 29 de mayo—, el Dr. Alfredo Madrigal, especialista de Biocodex, atribuye este comportamiento del consumidor al hecho de que ahora se sabe que microrganismos como las bacterias son vistos ya no solamente desde la perspectiva de la enfermedad, sino también de la del mantenimiento del bienestar.

“A partir de la presentación de los resultados del Proyecto del Microbioma Humano en 2012, ahora entendemos mejor cómo nos perjudican las bacterias, pero también cómo nos benefician. Hoy sabemos que pueden tener un impacto positivo en la salud digestiva, concretamente en casos de diarrea y estreñimiento, pero también en el control de la obesidad, alergias y enfermedades metabólicas y autoinmunes”, detalla.

Los probióticos son microorganismos vivos que, cuando se consumen en cantidades apropiadas, confieren al individuo un beneficio para la salud. En la actualidad, hay una gran variedad de probióticos en el mercado, tanto incorporados a alimentos como en presentaciones de suplementos alimenticios y medicamentos. Pero no todos ofrecen las mismas garantías en cuanto a su efectividad ni cumplen con las medidas de seguridad recomendadas.

“Los yogures y otros productos lácteos se comercializan como fuentes de probióticos en lo que se considera un alimento sabroso y fácil de consumir. El punto es que no todos tienen microrganismos vivos y activos o, al menos, no en cantidades suficientes para lograr un efecto terapéutico. En ese sentido, los probióticos administrados como medicamentos proporcionan dosis más consistentes y altas, lo que los hace más efectivos”, explica el Dr. Madrigal.

En materia de seguridad, detalla el especialista, los probióticos registrados como medicamentos ante órganos regulatorios como la Comisión Federal para la Prevención contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) proveen mayor seguridad que aquellos registrados como suplementos alimenticios, debido a que cuentan con certificados de buenas prácticas de manufactura y el respaldo de evidencia científica y estudios realizados en humanos que prueban el beneficio de su acción en el organismo, requisitos que no necesariamente cubren los suplementos.

A fin de garantizar efectividad y seguridad, el elegir un probiótico, en cualquiera de sus presentaciones, se recomienda verificar:

  • Que en su etiqueta se especifique género, especie y cepa, junto con el número de células de cada cepa probiótica que permanecerán vivas hasta el final de la vida útil del producto
  • Dosis adecuadas en que habrá de administrarse hasta el final de la vida útil del producto
  • Que haya demostrado efectividad en estudios controlados en humanos

Con el respaldo de 60 estudios clínicos y más de 150 estudios farmacológicos, el probiótico de origen natural desarrollado a partir de la levadura Saccharomyces boulardii CNCM I-745®, ha demostrado ser mucho más eficaz en comparación con yogures, productos lácteos y otros suplementos probióticos, pues sobrevive a la acidez gástrica del tracto digestivo, tiene un óptimo desempeño a la temperatura del cuerpo, inhibe el desarrollo de patógenos y no se inactiva con antibióticos, lo que le permite contribuir al cuidado y fortalecimiento de la microbiota intestinal.

 

 

Imprimir