Mundo

La ONU y Rusia presionan para celebrar la cumbre Kim-Trump

La ONU confió ayer en que finalmente sí se celebre la esperadísima cumbre entre el presidente de EU, Donald Trump, y el dictador norcoreano, Kim Jong-un. Stéphane Dujarric, portavoz del secretario general, António Guterres, aseguró que Naciones Unidas hará “todo lo posible para ayudar” a que así sea.

El propio Guterres mostró su apoyo a la histórica reunión la semana pasada y aseguró estar siguiendo de cerca el desarrollo de los acontecimientos, mientras que Dujarric agregó ayer que “mirando a los últimos días, creo que todos necesitamos nervios de acero”.

Por su parte, el secretario de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, viaja hoy jueves hacia Pyongyang, en una visita oficial anunciada ayer por la cancillería rusa.

Si bien la reunión entre Lavrov y su colega norcoreano, Ri Yong-ho, está prevista para tratar asuntos de la agenda bilateral de ambos países y la situación en la península de Corea, la nota oficial rusa también agrega que tratarán “otros temas clave del panorama internacional y regional”, una referencia velada a la cumbre Kim-Trump.

Aún así, el encuentro no será excepcional, puesto que Ri ya viajó a Moscú el 10 de abril para encontrarse con Lavrov.

En cualquier caso, cabe destacar que Putin lamentó la decisión de Trump cuando hace una semana el presidente estadunidense anunció su decisión, luego revocada, de cancelar la cumbre. El presidente ruso agregó entonces que el Kremlin espera “que el diálogo continúe y el encuentro tenga lugar”.

VISITA NORCOREANA A EU. Entre tanto, Kim Yong-chol, considerado como el número dos del régimen de Pyongyang, llegó ayer a Estados Unidos entre fuertes medidas de seguridad para reunirse hoy con su secretario de Estado, Mike Pompeo, aunque según estaba programado, ambos ya cenaron juntos anoche en privado en Nueva York.

 

Imprimir