Canadá responde con impuestos a 130 productos estadunidenses | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 31 de Mayo, 2018

Canadá responde con impuestos a 130 productos estadunidenses

El gobierno canadiense adelantó que llevará la querella comercial a los tribunales del TLCAN y de la OMC.

Canadá responde con impuestos a 130 productos estadunidenses | La Crónica de Hoy
Foto: Archivo

Canadá impondrá tarifas de 25 por ciento al acero y aluminio procedente de Estados Unidos, así como a más de 100 productos de ese país, en respuesta a la imposición a partir de mañana viernes de aranceles a su mayor abastecedor de acero y aluminio.

Las tarifas canadienses de entre 10 y 25 por ciento a la importación de 130 productos estadunidenses se empezarán a aplicar el 1 de junio próximo y estarán vigentes hasta que Estados Unidos exente a este país de dichos aranceles.

El gobierno canadiense adelantó que llevará la querella comercial a los tribunales del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Además, iniciará una consulta pública de 15 días sobre los productos estadunidenses incluidos en dos listas, a los que aplicaría tarifas de 25 y 10 por ciento, para conocer la opinión de los canadienses y cómo esto les puede afectar.

En las dos listas, dadas a conocer este jueves, 50 productos estadounidenses enfrentarán un impuesto de 25 por ciento, entre ellos acero, hierro, ductos de acero inoxidable y derivados.

Mientras que otros 80 productos estadunidenses tendrán un impuesto de 10 por ciento al entrar a Canadá, entre ellos aluminio, yogurt, café, azúcar, chocolate y whisky.

El gobierno canadiense decidió aplicar la medida luego que este jueves Estados Unidos anunció que México y Canadá serán sometidos a un arancel del 25 por ciento a sus ventas de acero y de 10 por ciento a las de aluminio, toda vez que no hubo suficiente avance en las negociaciones para renovar el TLCAN.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, afirmó que las tarifas que impondrá Estados Unidos a partir de mañana viernes a las importaciones de acero y aluminio de Canadá, México y Europa son “inaceptables”.

Recordó que Estados Unidos tiene un superávit en acero canadiense de dos mil millones de dólares y que Canadá compra más acero estadunidense que cualquier otro país (la mitad de las exportaciones estadunidenses de acero son enviadas a esta nación).

En ese sentido, Trudeau insistió en que es “inconcebible” que las importaciones de acero y aluminio canadienses sean una amenaza a la seguridad de Estados Unidos, cuando ambos países son socios en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y el Mando Norteamericano de Defensa Aeroespacial (NORAD).

“Somos socios en estos organismos, peleamos juntos en las dos guerras mundiales, les ayudamos en el ataque del 9/11 (del 11 de septiembre de 2001) y estamos luchando juntos contra el Estado Islámico, por lo que Canadá es un seguro abastecedor de acero para los tanques y de aluminio para los aviones estadunidenses”, puntualizó.

En rueda de prensa, el primer ministro canadiense aseveró que estas tarifas van a afectar a las industrias y trabajadores de ambos lados de la frontera, interrumpiendo las cadenas de abastecimiento que hacen del acero y aluminio norteamericano más competitivo.

Aclaró que el “blanco” de las represalias canadienses no son los ciudadanos estadunidenses, quienes siguen siendo “socios, aliados y amigos” de los canadienses.

"Esperamos que eventualmente el sentido común triunfe, pero desafortunadamente las acciones tomadas hoy por el gobierno estadunidense no muestran estar dirigidas en esa dirección”, aseveró el gobernante canadiense.

“Esta fue una decisión de la administración estadunidense, fue su elección empezar con estas inaceptables tarifas, estamos respondiendo en consecuencia, porque como le dije al presidente (Donald) Trump, siempre defenderemos el interés de los canadienses", indicó Trudeau.

El primer ministro estableció que su gobierno seguirá en contacto con su contraparte estadunidense, para exponerle que sería una mala idea crear restricciones comerciales u otros obstáculos al comercio con Canadá.

En la actualidad, Estados Unidos está analizando si las importaciones automotrices representan una amenaza para su seguridad nacional.

Por su parte, la ministra canadiense de Relaciones Exteriores y principal negociadora en la mesa del TLCAN, Chrystia Freeland, precisó que las tarifas en represalia contra los productos estadunidenses implican un monto de 16.6 mil millones de dólares.

Consideró que las tarifas que impondrá Estados Unidos son inaceptables y que violan las reglas comerciales del TLCAN y de la OMC, tras manifestar que seguirá trabajando con sus contrapartes estadunidenses para convencerlos de que quiten a Canadá de esas medidas proteccionistas.

Reiteró que la represalia canadiense es “una respuesta fuerte, proporcionada y recíproca”, ante la “muy mala” decisión de Estados Unidos.

ijsm

Imprimir