El Mando Único policiaco no es la alternativa - Luis Sánchez Jiménez | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 31 de Mayo, 2018
El Mando Único policiaco no es la alternativa | La Crónica de Hoy

El Mando Único policiaco no es la alternativa

Luis Sánchez Jiménez

En 2017 ocurrieron más de 29 mil asesinatos en México y de ellos 671 fueron feminicidios. El año pasado fue el más violento en los últimos veinte años. El actual 2018 parece que lo superará. Por ello sorprende que el vocero de la Presidencia “reconozca” la incapacidad de las policías municipales para hacer frente a la delincuencia y se escude en la presentación de una iniciativa en el Senado desde diciembre de 2014 para formar el Mando Unico.
Incapaz de reconocer sus propios yerros e insuficiencias, el gobierno de Peña Nieto, a través del vocero de la Presidencia, Eduardo Sánchez, afirmó el martes pasado que reconocía la debilidad de las policías municipales del país para hacer frente a las organizaciones delictivas y que, en algunos casos, incluso actuaban coludidos con ellas. ¿Seguirán pensando que los cuerpos policiacos estatales son lo más eficiente y honesto del país? ¿Se darán cuanta de los abusos cometidos por las policías estatales en prácticamente todas las entidades? Olvidó mencionar el absoluto fracaso al haber desaparecido la Secretaría de Seguridad Pública Federal y haber concentrado las funciones de Inteligencia y ejecución en la Secretaría de Gobernación, lo que a la postre evidenció que el centralismo, lejos de mejorar, empeoró la violencia en el país.
La iniciativa que recuerda el vocero de la Presidencia es la que propone el Mando Único y fue parte del decálogo que el presidente Peña Nieto ofreció a la sociedad mexicana unos meses después de los trágicos acontecimientos en Iguala y Cocula, Guerrero, donde desaparecieron 43 normalistas y otros más fueron asesinados. Cabe mencionar que, a cuatro años de distancia, aquella entidad es gobernada ahora por el PRI y la situación de inseguridad y violencia es aún mayor que antes, sin que exista estrategia ni voluntad para revertir tal condición.
La iniciativa del Presidente sobre el Mando Único sí fue considerada y analizada. En junio de 2016, en un periodo extraordinario de sesiones, se votó con amplio consenso (y con acuerdo de la misma Presidencia de la República) un dictamen sobre seguridad pública y justicia, que sería conocido como “Mando Mixto”, en virtud de mantener las tareas de seguridad en los municipios, pero permitiendo que, en ciertos casos, los gobiernos estatales asuman esas tareas, sobre todo cuando hay evidencia de que han sido infiltrados por la delincuencia organizada. Las reformas fueron aprobadas por una mayoría de 102 senadores.
Sin embargo, los legisladores del PRI y PVEM en la Cámara de Diputados decidieron, en diciembre pasado, desechar todo este esfuerzo y votarlo en contra. En su lugar tuvieron la “genial” idea de aprobar una consulta que versa sobre el mismo Mando Único con la siguiente redacción: “¿Estás de acuerdo en que nuestro país tenga 32 policías profesionales, una por cada estado, en lugar de las más de 1,800 policías municipales que, de acuerdo a distintos estudios, están mal capacitadas, mal equipadas y mal coordinadas?”. Por fortuna esta intentona no prosperó en el Senado.
Desde hace varios años en todas las encuestas donde se pregunta por el principal problema social del país, el tema de la seguridad pública encabeza la lista. La terrible posibilidad de que cualquier miembro de la familia, compañero de trabajo, amiga, vecino o uno mismo, pueda ser víctima de un delito, incluso de un homicidio, incrementa las preocupaciones de la sociedad y es uno de los motivos principales del rechazo y reprobación de la gente respecto al actual gobierno federal.
Sí existen casos en el nivel municipal donde las policías dan resultados en favor de las personas. El caso del municipio de Nezahualcóyotl es uno donde no se firmó el convenio con el gobierno del Estado de México para ser parte del Mando Único; sin embargo, desde 2004 se ha implementado un modelo de policía de proximidad con resultados muy positivos reconocido a nivel internacional e incluso en las estadísticas del Sistema Nacional de Seguridad Pública.
En el país, la gente en las calles, en el transporte, en sus casas, en sus trabajos, centros de estudio y de esparcimiento no se sienten seguras, además saben que pueden ser afectados por refriegas y balas perdidas en cualquier encuentro entre bandas delictivas o contra policías, Ejército o Marina. No es gratuito que esa tensión social se refleje en la elevada desaprobación del actual gobierno federal y en el pobre respaldo al abanderado del partido en el poder. La gente quiere un cambio y éste ocurrirá.

 

Luis Sánchez Jiménez
* Coordinador del Grupo Parlamentario del PRD en el Senado de la República
XXX Twitter @ SenLuisSanchez

Imprimir

Comentarios