Academia

El tabaco mata a más personas por infarto que por cáncer, dice experta

En México mueren diariamente 180 personas por enfermedades asociadas al consumo de cigarros y puros ◗ Se estima que en el país hay casi 15 millones de fumadores activos

En el marco del Día Mundial sin Tabaco, que se conmemoró ayer, la Facultad de Medicina  y la Facultad de Estudios Superiores Aragón, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), informaron que cada día mueren en México 180 personas por 50 enfermedades asociadas al consumo de cigarros y puros.

La doctora Guadalupe Ponciano Rodríguez, académica de la Facultad, indicó que, entre las personas que fuman, es más común la muerte por infarto o embolia que por cáncer de pulmón. Precisó que, a nivel global, la Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que hay mil 300 millones de personas que fuman y   que anualmente 7 millones pierden la vida por daños al organismo, a consecuencia de este hábito. 

Desde 1988, la OMS estableció el 31 de mayo como Día Mundial sin Tabaco porque se observa al consumo de esta planta como origen de un problema de salud pública mundial.

“El lema que impulsó la OMS para este año es Tabaco y cardiopatías. Con esto nos referimos a los infartos y las embolias que, juntas, son la primera causa de muerte a nivel mundial y se calcula que, a nivel global, el 20 por ciento de estas muertes por cardiopatías están asociadas directamente con el consumo del tabaco”, indicó la doctora Ponciano Rodríguez, en conferencia ofrecida en la Torre de Rectoría de la UNAM.

“De hecho, en nuestro país, de lo que más están muriendo los fumadores no es de cáncer de pulmón ni de enfisema, sino de infartos y de embolias, enfermedades cardio y cerebrovasculares”, añadió la académica universitaria.

En México, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco de 2017, existe una prevalencia de consumo de tabaco de 18 por ciento, en la población de 12 a 65 años, lo que representa alrededor de 15 millones de fumadores activos, a los cuales se suman 40 millones de fumadores pasivos o involuntarios.

Brenda Paola Méndez Romero, de la Facultad de Estudios Superiores Aragón, explicó que la adicción psicológica que genera el tabaco es un fenómeno que estudia la UNAM. Explicó que, en promedio, la edad de inicio de consumo de tabaco son los 19 años, aunque hay adolescentes que empiezan desde los 12 años.

“Se puede inicar por curiosidad, experimentación o imitación, y sobre todo entre los adolescentes se fuma por aceptación o por adquirir estatus dentro de un grupo. Así se empiezan a formular algunas creencias que incentivan lo que es el consumo del tabaco. Estas son las primeras asociaciones psicológicas que se hacen. Luego hay persona que comienzan a fumar para disminuir el estrés o para manejar ciertos estados emocionales. Todo esto genera una adicción psicolíogica ya que esta conducta aumenta los niveles de dopamina, lo que está relacionado con el sistema de placer y bienestar. Así se generan asociaciones como fumar y sensación de bienestar”, explicó

Además del impacto en salud pública en México –que suma 66 mil muertes anuales asociadas al tabaco--, también está el impacto en gasto público que suma 75 mil millones de pesos anuales, de recursos públicos, en atender sólo 4 de las 25 enfermedades asociadas al consumo de cigarros: cáncer de pulmón, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, enfermedades cardio y cerebrovasculares.

“Es importante pensar ya en un nuevo paradigma para el tabaquismo. Ya no es más un vicio, porque si nos referimos a el consumo como un vicio le estamos poniendo una connotación moralista. Acutalmente sabemos que el tabaquismo en una enfermedad, es una adicción asociada a la nicotina, y genera una dependencia”, indicó la doctora Ponciano.

Imprimir