Mundo

Justicia argentina confirma que el fiscal Nisman fue asesinado

La Cámara Federal de Argentina, una de las máximas instancias judiciales del país, confirmó ayer que la muerte del fiscal Alberto Nisman en enero de 2015, cuatro días después de acusar a la entonces presidenta, Cristina Fernández, de encubrir a presuntos terroristas, se trató de un homicidio y no un suicidio, informaron fuentes jurídicas.
El más alto tribunal del país por debajo de la Corte Suprema confirmó así el punto de vista del juez federal encargado del caso, Julián Ercolini, quien con base en las pruebas recopiladas por la Fiscalía ya había apuntado en noviembre del 2017 la hipótesis del homicidio.
Para tratar de avanzar sobre si fue un suicidio o un homicidio, el año pasado la Fiscalía encargó a una junta de peritos realizar una reconstrucción del momento de la muerte del fiscal, en la que se estableció que dos personas golpearon, drogaron con ketamina y asesinaron en su casa a Nisman, que investigaba el atentado contra la mutua judía AMIA de Buenos Aires en 1994, lo que dejó 85 muertos.
“Nos encontramos frente a una investigación en la que se ha logrado acreditar prima facie que Nisman fue asesinado y que dicho suceso fue directa consecuencia de la denuncia que formulara el 14 de enero de 2015 como titular de la Unidad Fiscal de Investigación del atentado terrorista perpetrado contra la sede de la AMIA”, se remarca en el texto judicial.
Procede encomendar a los jueces a cargo de la investigación el sostenido avance del caso, con miras a dar con los responsables que tan grave hecho impone”, se señala en la resolución de la Cámara.

Imprimir