Mundo

Con “ofrenda” de zapatos, recuerdan a fallecidos del huracán María

Considerado como el peor desastre natural registrado en la isla en los últimos 90 años, una investigación reveló que pudo haber cobrado la vida de más de 4 mil personas.

Foto: Twitter @allinicole_15

Cientos de zapatos que pertenecían a víctimas del huracán María, que azotó Puerto Rico el año pasado, fueron colocados frente al Capitolio de la ciudad de San Juan, por familiares de los fallecidos para rendirles un homenaje y cuestionar las cifras oficiales de muertos por el desastre natural.

"Ahora es el momento de decir adiós a los familiares, es el momento de la pena, es el momento de abrazarse unos a otros", dijo a CNN Gloribel Delgado, organizador de la ceremonia, en la que además de los zapatos, se colocaron flores y algunas notas.

El acto se llevó a cabo mientras en el país se ha desatado una controversia debido a que mientras las autoridades afirman que la cifra de fallecidos por María asciende a 64, un nuevo estudio de la Universidad de Harvard estima que cuatro mil 645 personas murieron a causa del huracán y sus secuelas.

El pasado jueves, el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, dijo que no estaba de acuerdo con la cifra oficial de muertos y que acogía los resultados del estudio de Harvard, aunque también aseguró que su gobierno hizo lo mejor que pudo con el protocolo de recopilación de información disponible en ese momento.

"Habíamos establecido que este número iba a ser mucho más alto de lo que teníamos como cuenta oficial (...) el proceso que teníamos anteriormente nos llevó a ese número, que es lo que obtuvimos de los médicos y los certificados de defunción", declaró el gobernador a CNN.

La investigación de Harvard está basada en una encuesta aplicada a tres mil 299 hogares en Puerto Rico, donde se preguntó si habían registrado algún deceso y las causas de estos fallecimientos desde la llegada del huracán, en septiembre de 2017, hasta finales de ese año.

Los investigadores calcularon que la mayoría de las víctimas de la tormenta murieron entre el 20 de septiembre y el 31 de diciembre de 2017, como resultado directo o indirecto de María, y en particular por el impacto del prolongado corte de energía en el sistema de salud.

El huracán devastó la red eléctrica de Puerto Rico, donde si bien la mayoría de los servicios de suministro de agua y electricidad se han restaurado, miles de personas siguen teniendo problemas con el servicio a más de ocho meses del peor desastre natural registrado en la isla en los últimos 90 años.

havh

Imprimir