Negocios

Condiciona la Cofece fusión de Monsanto con Bayer

Deben desincorporar sus negocios de semillas de algodón genéticamente modificado, de vegetales, ciertos herbicidas no selectivos, para generar competencia. Una adquisición global de 63 mmdd

Bayer y Monsanto deberán desincorporar sus negocios de semillas de algodón genéticamente modificado, de semillas vegetales y ciertos herbicidas no selectivos,  y venderlos a otra empresa, a fin de concretar su fusión en México, de acuerdo con las condiciones que impuso la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece).

 Bayer es una empresa alemana y Monsanto, una estadunidense. Estas compañías son dos de los actores más importantes en la industria agrícola a nivel mundial, y en México ofrecen a los agricultores una amplia gama de semillas y productos para la protección de cultivos como herbicidas.

 En caso de no desincorporar los negocios de semillas, Bayer y Monsanto se convertirían en el único oferente de semillas de algodón genéticamente modificadas en México y obtendría importantes participaciones de mercado en semillas para múltiples cultivos como cebolla, pepino, tomate, sandía, melón y lechuga, así como en herbicidas.

 Sin las condiciones impuestas, la operación reduciría de manera importante las alternativas que tienen los agricultores mexicanos en una amplia gama de semillas y en herbicidas no selectivos, lo que podría ocasionar mayores precios y menor innovación, investigación y desarrollo de nuevos productos.

 Las condiciones de Bayer y Monsanto consisten en la venta de sus negocios de semillas vegetales, semillas de algodón genéticamente modificado y de herbicidas no selectivos elaborados a partir de glufosinato de amonio, a la compañía BASF SE (Basf).

Basf es una sociedad alemana que opera a nivel mundial y posee un negocio para la protección de cultivos (insecticidas, fungicidas y herbicidas), así como fertilizantes y productos para el tratamiento de semillas. La Cofece determinó que esta empresa cuenta con la capacidad e incentivos para competir de manera vigorosa en los mercados involucrados.

Ayer, Bayer reveló que la operación de compra asciende a los  63 mil millones de dólares, la adquisición extranjera más grande jamás realizada por una empresa alemana. También anunció que desaparecerá la marca Monsanto.

Hasta el próximo jueves 7 de junio se terminarán de ultimar los detalles de la compra para que el grupo alemán pase a ser el único propietario del grupo estadunidense. No obstante, en México las empresas tienen 10 días para notificar la aceptación de las condiciones de la Cofece, a fin de concretar la operación en este país.

Para conseguir la aprobación de Estados Unidos, Bayer se comprometió a desprenderse de ciertas divisiones de negocios por casi 9 mil millones de dólares. La Comisión Europea también impuso condiciones.

Lo que está en juego para Bayer y Monsanto

-Operación valuada en 63 mil millones de dólares a nivel global.

-En México deberán desincorporar los negocios de semillas de algodón genéticamente modificado, semillas vegetales y Herbicidas.

-Deberán venderlos a la empresa Basf.

-Esos productos son importantes para el cultivo de cebolla, pepino, tomate, sandía, melón y lechuga.

 

 

Imprimir