La Esquina

Si alguien cree que éste puede ser el último año que la CNTE desquicie la Ciudad de México, peca de ingenuo. Ni le van a resolver el problema en Oaxaca ni a la dirigencia le interesa que se resuelva. En pocas palabras: ese Frankenstein no tiene llenadera.

 

Imprimir

Comentarios