El consultorio de la Doctora Ilustración, la mirada satírica de Monsiváis sobre el país | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 05 de Junio, 2018

El consultorio de la Doctora Ilustración, la mirada satírica de Monsiváis sobre el país

El libro ofrece textos que Carlos escribió para una columna periodística y en la cual daba consejos o se reía de los defectos del mexicano, dice Juan Guillermo López

El consultorio de la Doctora Ilustración, la mirada satírica de Monsiváis sobre el país | La Crónica de Hoy
Malpaso editará otros dos libros de Carlos: El regreso de la Señora Ilustración y Monsiváis en Radio UNAM.

Un pintor surrealista de la nueva ola que no provoca escándalos, un poeta que aburre por simplón a los hablantes de español, la solterona que secuestra a su novio imaginario o el culthoróscopo que augura a los géminis no devolver los libros prestados, son algunos de los personajes inventados por Carlos Monsiváis (1938-2010) en su columna El consultorio de la Doctora Ilustración (Ph.D.) que se publicó de 1974 a 1984 en el suplemento La Cultura en México, de la revista Siempre!

Hoy, esas columnas se recopilan por primera vez en el libro El consultorio de la Doctora Ilustración (Ph.D.), con un prólogo e ilustraciones de Rafael Barajas, El Fisgón.

“Hace muchos años existió una publicación de nombre La novela semanal en donde se contaba una historia para señoras y al final había una sección que se llamaba La doctora corazón, ahí las señoras escribían para pedirle consejo a la doctora de que si el marido le ponía los cuernos o que si no le daba gasto; entonces ella les daba un consejo. De ahí surgió la idea de Carlos Monsiváis de crear a la Doctora Ilustración”, comenta Juan Guillermo López, editor de Malpaso.

Entonces, el formato que tuvieron los textos del cronista fueron: un remitente con nombre elocuente como Vástago fiel pero asustado o Belleza clásica que no parpadea pidiendo un consejo y una breve respuesta de la Doctora Ilustración.  

“Carlos Monsiváis fue un detector de los defectos del mexicano, del político, del escritor y del intelectual porque somos muy ridículos y al mismo tiempo, muy temerosos. Carlos detectó eso y creó personajes, por ejemplo, un poeta al que no le llega la inspiración o un pintor que va a las galerías y nadie lo saluda. Tomó los arquetipos de la vida cultural y política mexicana para retratarlos con una vena irónica tremenda”, señala el editor.

La intención de la editorial Malpaso de recuperar estos textos, indica López, es mostrar a un Monsiváis joven y humorístico. “Era maravilloso el Carlos maduro por crítico y porque tenía la ironía en la punta de la lengua, pero el Carlos joven era verdaderamente estupendo”.

Este trabajo de recuperación contó con la colaboración de becarios de la Universidad del Claustro de Sor Juana, quienes hicieron la transcripción de las columnas. “Ya que tuvimos los textos con la autorización de los primos de Monsiváis nos dimos cuenta que eran muchísimos, entonces seleccionamos textos por temas y tipo de personajes”

El ejercicio con los becarios, añadió el editor, le permitió darse cuenta que la escritura de Monsiváis conserva un vínculo con los jóvenes. “Me dio mucho gusto escuchar que los jóvenes cuando estaban en el silencio sepulcral de la editorial, de repente soltaban la carcajada, quiere decir que Carlos realmente sigue teniendo esa conexión con los jóvenes”.

Por ejemplo, en uno de los textos publicados el 22 de mayo de 1974, se puede leer a Iverecundo Altazor escribirle a la Doctora Ilustración:

“Soy cantante de protesta. Quizá usted no tenga muchas referencias más porque hasta hace poco cantaba bajo el nombre de Precioso Toño: canciones cursis, sin contenido social, que no pegaban justamente por esa falta de comunicación y compromiso. Un día me pregunté por qué no tenía éxito al interpretar “Pétalo Subyugante” y “Tutrurú tururú”, y me di cuenta de que mi fracaso no se debía a mi voz o a mi presencia, sino a la falta de temas resonantes como la protesta contra la maldad”.

—¿Por qué en algunos textos en vez de la Doctora Ilustración aparece Superclóset?

—Carlos dijo que era el defensor de las causas perdidas, él pedía respeto absoluto de los derechos humanos. Superclóset fue un personaje que también respondió cartas con temáticas de homosexualidad, libertad y derechos humanos. 

DOS NOVEDADES MÁS. La editorial Malpaso alista dos publicaciones más sobre Carlos Monsiváis: El regreso de la Señora Ilustración y Monsiváis en Radio UNAM.

“La trascripción de El consultorio de la Doctora Ilustración (Ph.D.) nos dio tanto volumen de columnas que hicimos un segundo tomo que se llama El regreso de la Señora Ilustración, hecho a la manera de los luchadores que tanto le gustaban a Carlos. Este libro aparecerá en unos meses, ya está en proceso, lo prologa Lorenzo Meyer y lo ilustra Darío Castillejos”, destaca Juan Guillermo López.

En ese segundo volumen habrá textos de personajes más cercanos a la política, por lo tanto, el humor permanecerá pero tendrá un carácter distinto.

“Luego emprendimos la tarea de compilar otro libro: Monsiváis en Radio UNAM, que son los guiones de los programas que hizo para la frecuencia de la Universidad y que los tenemos gracias a la generosidad de los primos Monsiváis. Esta publicación apenas la estamos trabajando”, añade.

Actualmente, añade, la editorial busca la forma para que el libro incluya los audios de los programas. “Estamos explorando innovaciones tecnológicas porque queremos que el lector pueda escucharlos, porque sólo están en la Fonoteca Nacional y en la Fonoteca de Radio UNAM, pero no es lo mismo a que lo tengas en casa. Eran programas hechos en vivo, a veces todos hablaban al mismo tiempo y escucharlos es otra experiencia. Estamos viendo cómo complementar el libro”, indicó.  

 

Imprimir