Con Ricardo Anaya México será una potencia en energías limpias

Jorge Romero Herrera

El 15 de diciembre de 1972, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó una resolución que designaba el 5 de junio como el Día Mundial del Medio Ambiente, conminando a los gobiernos y a las organizaciones del Sistema de las Naciones Unidas, a que todos los años emprendan en este día actividades que reafirmen su preocupación por la protección y el mejoramiento del medio ambiente, con miras a hacer más profunda la conciencia de los problemas del medio ambiente a nivel mundial.

La conmemoración del Día Mundial del Medio Ambiente, ha generado además una mayor presión política para abordar temas concretos de preocupación creciente, como la reducción de la capa de ozono, la gestión de productos químicos tóxicos, la desertificación o el calentamiento global. Por ello, este día se ha convertido en una gran plataforma mundial para tomar medidas sobre cuestiones medioambientales. A lo largo de los años, han participado millones de personas para promover el cambio en nuestros hábitos de consumo, así como en las políticas nacionales e internacionales.

En 2018 la conmemoración está enfocada a evitar el uso innecesario de plásticos.

En este marco, hace unos días, Ricardo Anaya Cortés, candidato de la Coalición Por México al Frente a la Presidencia de la República, se comprometió a que durante su gobierno se garantizará la implementación de energías limpias; ya que nuestro país cuenta con un potencial incomparable para la generación de energías renovables.

México necesita dar prioridad a la agenda de sustentabilidad para desplegar políticas públicas que sean transversales y que garanticen el desarrollo sostenible.

Esto implica dotar de una lógica ambiental a las políticas económicas, productivas, energéticas, educativas y culturales. México puede y debe ser una potencia en la transición energética; creando incentivos para atraer inversiones a la generación de energía solar, eólica, geotérmica, entre otras energías limpias.

Nuestro compromiso es que las energías limpias representen en 2024, el 40% de la matriz energética; esto es, 5% más de lo que establece la actual Ley de Transición Energética.

Debemos entregar a nuestros hijos un mejor país que el que recibimos de nuestros padres, sus propuestas para lograrlo son:

Promover que las energías renovables lleguen a los hogares de los mexicanos, estimulando la instalación de techos para la captación de energía solar.

Impulsar el desarrollo de empresas limpias y ambientalmente sostenibles; basadas en el aprovechamiento racional de los recursos, con evaluaciones ambientales estratégicas, límites de contaminación, gestión de residuos y condiciones saludables para sus trabajadores.

Impulsar la movilidad de la gente de manera no motorizada y eléctrica, mediante incentivos fiscales y financieros. Y establecer metas y plazos para una transición hacia un transporte sustentable.

Incentivar que al menos un tercio de las Pymes cuenten con energía solar, a través de un programa de financiamiento asequible.

Nuevamente, ha quedado demostrado que el proyecto que representa Por México al Frente de Ricardo Anaya Cortés, es el único que garantiza un cambio de régimen que traerá un cambio verdadero con visión de futuro. A diferencia de las ideas retrogradas e ineficientes de “ya sabes quién”, Ricardo Anaya sí entiende de energías renovables y está convencido que es una pésima decisión cerrarse a la evolución comercial y depender únicamente de un recurso no renovable.

* Coordinador del GPPAN en la ALDF

* Secretario de la Comisión de Gobierno

@JorgeRoHe

Imprimir

Comentarios