Deportes

Por presiones, Argentina cancela amistoso contra Israel

El 9 de junio se llevaría a cabo un encuentro entre ambas selecciones en la ciudad de Jerusalén para conmemorar los 70 años del Estado israelí, lo que indignó a grupos palestinos, quienes iniciaron una serie de protestas incluso contra los jugadores.

Foto: Archivo

La Asociación de Futbol Argentino (AFA) canceló el partido amistoso que se llevaría a cabo el sábado próximo entre la selección de ese país y la de Israel, debido a presiones para que no se efectuara.

El 9 de junio se llevaría a cabo un encuentro entre ambas selecciones en la ciudad de Jerusalén para conmemorar los 70 años del Estado israelí, lo que indignó a grupos palestinos, quienes iniciaron una serie de protestas incluso contra los jugadores.

Ante ello, la Federación Palestina de Futbol solicitó a la AFA que cancelara el encuentro, así como la llegada a Jerusalén de los futbolistas, con el fin de evitar situaciones no deportivas que pudieran derivar en violencia, indicó hoy El País en su portal en internet.

Este martes, aficionados propalestinos acudieron a la Ciutat Esportiva Joan Gamper, en Barcelona, donde se encuentra la "albiceleste", para protestar contra la realización del encuentro deportivo.

Por lo cual, la federación argentina determinó no llevar a cabo el partido en esta fecha y postergarlo para después de la Copa Mundial de Rusia 2018. 

Todo indica que Lionel Messi y compañía solo jugarán contra la selección sub 20 de Argentina, que también se encuentra en Barcelona, para posteriormente dirigirse a tierras mundialistas, donde debutarán el 16 de junio ante Islandia.

La AFA justifica cancelación. El presidente de la Asociación del Futbol Argentino (AFA), Claudio Tapia, justificó hoy la cancelación del amistoso que la Selección iba a sostener contra Israel como parte de su preparación para el Mundial Rusia 2018, en una medida que provocó protestas y tensión política entre ambos países.

“Ayer se tomó la decisión de no viajar a jugar el partido amistoso ante Israel” que se iba a disputar el sábado en Jerusalén, confirmó Tapia en medio del vendaval de polémicas que rodea a la Selección en su camino mundialista.

El dirigente se disculpó con “los argentinos que viven en la comunidad israelí, a todos los israelíes que sacaron las entradas y a los chicos que iban a ser parte de las acciones que se iban a realizar como un aporte para la paz".

También señaló que "el futbol no es más que un juego, un deporte que trasciende fronteras, que tiene que ser entendido como un deporte, con algo que no tiene nada que ver con la violencia”.

Tapia se defendió de las críticas contra los dirigentes y jugadores, ya que diferentes sectores de la sociedad argentina y palestina los acusaron de desconocer las implicaciones políticas que tenía aceptar un partido en Jerusalén.

“Los que piensan que somos ignorantes creo que nos subestiman, estamos ante una realidad que lleva 70 años, porque hace 70 años que se viven estas situaciones", dijo al referirse al conflicto palestino-israelí.

Advirtió que en los últimos tres días se intensificaron las presiones y amenazas contra la Selección, lo que los obligó a tomar la decisión de no viajar porque “mi responsabilidad es la de bregar por la salud y la integridad física de toda la delegación”.

Ante la polémica internacional que suscitó la cancelación, el dirigente aclaró que “no tenemos nada contra la comunidad israelí, no tenemos nada contra la comunidad judía, al contrario".

La víspera, el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, habló directamente con el presidente argentino Mauricio Macri para pedirle que evitara la cancelación del partido, pero los seleccionados, con Lionel Messi a la cabeza, se mantuvieron firmes en su decisión.

Cuando se anunció el partido hubo fuertes reclamos por parte de la comunidad palestina, pero ahora que se suspendió, las quejas y denuncias de “antisemitismo” contra la Selección se multiplicaron en la comunidad judía.

ijsm

Imprimir