Ciudad

Ante señalamientos en Ibero, Mikel rechaza ser intolerante y homofóbico

Con duros cuestionamientos sobre su postura en temas como los derechos de la comunidad LGBTTTIQ, adopción para parejas del mismo sexo, aborto, legalización de la marihuana, así como los escándalos de corrupción que señalan al partido que lo postuló, Mikel Arriola fue recibido por estudiantes y profesores de la Universidad Iberoamericana.

Durante el evento denominado, Diálogos con los aspirantes a la Jefatura de Gobierno, Arriola Peñalosa dialogó con los estudiantes ante quienes refrendó su compromiso de respetar los derechos que se han alcanzado en temas como el aborto, matrimonios igualitarios entre otros, y dejó en claro que, su postura a favor de la familia, es totalmente personal, la cual tiene derecho de expresar como cualquier individuo.

Ante los señalamientos directos de alumnos que lo tacharon de intolerante e incluso, refirieron que su propia candidatura es un retroceso, el aspirante priista rechazó ser un intolerante. “Quiero señalar de manera tajante, que no soy ningún intolerante, y no soy ningún homofóbico, eso yo lo he sostenido, y quisiera decirles de frente que no quitarían absolutamente ningún derecho, ni pondría a discusión ningún derecho ganado, que ya está en la Constitución, ni ninguna otra garantía.

Yo lo que hice fue un señalamiento sobre dos temas, la marihuana y los niños (adopción para parejas del mismo sexo), pero como Mikel Arriola”, sostuvo. Recordó que cuando fue titular de la Cofepris, como servidor público, le tocó cumplir la ley en el caso de la marihuana, “los únicos cuatro permisos que existen para el uso lúdico de la marihuana, los firmó Mikel Arriola, y no dije estoy en contra y entonces no los firmo, no”, y agregó que es importante que la gente sepa qué piensan los candidatos en este tipo de temas, “sí, yo he dicho, Mikel es próvida, ese es su derecho”.

Dentro del propio auditorio de esta universidad, mientras algunos alumnos lanzaban gritos de apoyo al candidato capitalino, otros rechazaron su visita, incluso, le llegaron a gritar que se quitara la chamarra de la institución, la cual un alumno le obsequió, sin embargo, todo transcurrió en calma y el aspirante intentó manejar de la mejor forma la situación, respondiendo a todos los cuestionamientos.

Imprimir