Colitis Ulcerosa, una enfermedad incomprendida | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 07 de Junio, 2018

Colitis Ulcerosa, una enfermedad incomprendida

Permanece la necesidad de opciones de tratamiento para combatirla y mantener la remisión de los síntomas.

Colitis Ulcerosa, una enfermedad incomprendida  | La Crónica de Hoy
El objetivo de un tratamiento para CU es la remisión

Especialistas en gastroenterología coincidieron en que la Colitis Ulcerosa (CU) es una enfermedad inflamatoria intestinal (EII), crónica, autoinmune de causa desconocida, pero de origen multifactorial que produce inflamación continua de la mucosa del colon.  

Entre los principales síntomas ocasionados por esta enfermedad destacan diarrea, sangrado rectal, tenesmo, pujo, presencia de moco y sangre en las evacuaciones; urgencia fecal y distensión abdominal, externó el doctor, G.R.A.M. D’Haens, profesor de la Universidad de Amsterdam. 

“La Colitis Ulcerosa puede ser confundida con otros padecimientos como hemorroides, enfermedad de Crohn o cáncer de Colon, y esto se debe a que en muchos casos el diagnóstico es tardío”, advirtió. 

Por su parte, el doctor Francisco Javier Bosques Padilla, Gastroenterólogo en el Hospital San José y en el hospital Zambrano Hellion, en Nuevo León, comentó, “en México se desconocen cifras de incidencia, sin embargo, de acuerdo con datos recientes se estima el número de pacientes con alguna EII casi se ha triplicado y podría superar ya los 150 mil casos tan solo aquí en nuestro país. 

“Aun cuando no hay una causa específica para esta enfermedad, se conoce que el consumo de tabaco, estrés y algunos alimentos pueden detonar los síntomas, puntualizó el especialista”.

Actualmente el objetivo de un tratamiento para CU es la remisión, es decir, controlar la inflamación y posteriormente mantener la enfermedad inactiva.  

Hoy por hoy, entre los tratamientos disponibles para el tratamiento de esta patología se encuentran:

  • Antiindlamatorio no esteroideo: Alivia el dolor, disminuye la inflamación y reduce la fiebre. 
  • Antibiótico: Detiene el crecimiento de las bacterias o las elimina.
  • Antiinflamación: Previene o contrarresta la hinchazón (inflamación) en las articulaciones y los tejidos.
  • Inmunosupresor: Reduce la respuesta inmune.
  • Esteroide: Modifica o simula los efectos hormonales, a menudo para reducir la inflamación o para inducir el crecimiento y la reparación de tejidos. 

Entre las nuevas alternativas de tratamiento para pacientes con CU de moderada a grave destaca un biológico (Golimumab) que puede ser administrado por el propio paciente con una pluma aplicadora anatómica, lo cual simplifica su administración y contribuye a una mejor adhesión al tratamiento.  

Los resultados de los estudios clínicos con este último tratamiento demostraron que más de la mitad de los pacientes que lo utilizaron presentó respuesta a la terapia de inducción subcutánea a sólo seis semanas de uso del producto.
El medicamente demostró ser eficaz en la reducción de síntomas con cicatrización del revestimiento intestinal, promoviendo el control de la enfermedad y mejorando la calidad de vida del paciente.

Sobre la EII

La EII tiene un elevado impacto a nivel social y psicológico en la vida del paciente, además de económico para el sistema sanitario.

Es una patología que cuenta con un alto grado de desconocimiento por gran parte de la sociedad, por lo que se tienden a ignorar las necesidades de los pacientes, ya que algunos de ellos incluso pueden vivir con una gran cantidad de sintomatología a pesar del tratamiento médico (el 66% describen interferencia con su trabajo y el 73% con sus actividades recreativas)

Por lo anterior, la concientización social sigue siendo uno de los retos más importantes de la enfermedad y un factor clave para contribuir a brindar un diagnóstico oportuno a estos pacientes, así como mejores opciones de tratamiento que les permitan mejorar su calidad de vida.

Imprimir