Mundo

Daniel Ortega pidió 48 horas para meditar la propuesta de democratizar a Nicaragua

La Conferencia Episcopal, tras reunirse durante tres horas con el mandatario, informó ayer que de la respuesta del gobernante dependerá si se reanuda el diálogo nacional

Manifestantes realizaron ayer un plantón en Managua para exigir justicia por los asesinados en las protestas y para que Daniel Ortega deje el poder.

Después de tres horas de reunión con el presidente nicaragüense Daniel Ortega, los obispos del país, a nombre del pueblo, informaron al término de su encuentro que el jefe de estado pidió dos días para reflexionar sobre la propuesta que le plantearon sobre la democratización del país, lo que determinará si se reanuda o no el diálogo nacional, informó Silvio Báez, Obispo Auxiliar de Managua, lo que destacó el periódico local La Prensa.

Minutos antes, de la entrevista con Báez, en conferencia de prensa, el Cardenal Leopoldo Brenes, Arzobispo de Managua y presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, informaron que entregado al mandatario la propuesta consensuada sobre el tema mencionado y se declararon a la espera lo más pronto posible, de su respuesta por escrito, de lo que dependerá al fin y al cabo si reanudan el diálogo nacional.

DOLOR. “Hemos planteado el dolor y la angustia del pueblo ante la violencia sufrida en las últimas semanas y la agenda consensuada sobre democratización en el país, y expresa el anhelo de la mayoría”, dijo Brenes, quien aseguró que, cuando reciban la respuesta de Ortega, evaluarán la factibilidad de continuar el diálogo que inició el pasado 16 de mayo.

Brenes estuvo acompañado por los diez obispos de la Conferencia Episcopal y el secretario de la Nunciatura. El país vive el día 50 de protestas ciudadanas, las cuales han sido reprimidas por el régimen, lo que ha dejado 134 muertos, centenares de heridos y detenidos.

Los obispos se reunieron ayer durante tres horas, con Ortega, en un nuevo intento por reanudar el diálogo que fue suspendido el pasado 31 de mayo por la masacre cometida por turbas sandinistas durante el Día de las Madres.

VÍCTIMAS. En el encuentro de ayer, que se realizó en la Casa de los Pueblos, se abordaron temas “indispensables e imprescindibles para nuestra patria, de la justicia y la democracia, de los que depende siempre la paz”.

Por otra parte, el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos denunció que ya son 134 los fallecidos por causa de la violenta represión contra los manifestantes antigubernamentales que han tomado las calles desde el 18 de abril.

Estados Unidos restringe sus visas a funcionarios represores

El gobierno de Estados Unidos comunicó ayer la imposición de restricciones en las visas de funcionarios y otros individuos involucrados en las acciones represivas contra manifestaciones y por violar los derechos humanos en Nicaragua.

“La violencia de la policía y de matones progubernamentales (turbas) contra el pueblo de Nicaragua, particularmente contra estudiantes universitarios (...) es inaceptable”, aseguró la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert.

La funcionaria informó que la administración del presidente Donald Trump decidió restringir los visados a los individuos responsables de abusos de derechos humanos y culpables de socavar la democracia nicaragüense.

Los afectados por esta medida son funcionarios de la Policía Nacional, de gobiernos municipales y del Ministerio de Salud, “especialmente los que dirigen o supervisan la violencia contra quienes ejercen su derecho a la libertad de expresión”.

En el comunicado, Nauert no precisó el total de personas sancionadas bajo esta medida ni los identificó, pero sí aseguró que “en ciertas circunstancias los familiares de esos individuos también verán restringidas sus visas” para entrar en Estados Unidos.

La portavoz atribuyó a las normas de confidencialidad el hecho de que no se identifique públicamente a los implicados y que resultarán afectados con esta restricción.

 

Imprimir