Ciudad

Hay emergencia por desabasto de agua; repartirán en pipas 12 millones de litros al día

Alerta. La Contraloría General instalará un módulo de atención para verificar que no se lucre con las pipas que abastecerán a las familias; autoridades estiman que la escasez afecta a 900 mil capitalinos

La Ciudad de México está en emergencia debido al desabasto de agua — por la ola de calor registrada en los últimos días— que afecta a 900 mil capitalinos, informó Ramón Aguirre, director del Sistema de Aguas de la CDMX.

Para atender la contingencia, comentó, se dispuso un operativo con 390 pipas que repartirán diariamente 12 millones de litros, en el que invertirá hasta 30 millones de pesos, con lo que se busca mitigar los efectos de la escasez y regular el servicio a más tardar la próxima semana.

Las principales delegaciones donde se tiene detectada la afectación, y que serán prioridad para el pipeo son: Iztapalapa, Iztacalco, Tlalpan, Cuauhtémoc, Benito Juárez y Venustiano Carranza.

“Si estamos en una situación fuera de lo que sería lo normal provocado por una cuestión climatológica que fue muy severa, el dato que a mí me dio el meteorológico de la Comisión Federal de Electricidad es que una onda de esta intensidad de calor que a finales del mes de mayo, principios de junio no se había dado desde 1933.

“Hablando en plata aun cuando se normalice el tema de las lluvias requerimos varios días para poder estabilizar el servicio de agua en la ciudad, muchas cisternas tinacos se vaciaron, muchas tuberías se les bajó la presión”, explicó Aguirre.

Aguirre precisó que la llamada onda anticiclón se movió hacia el norte del país, lo que permitirá la entrada de humedad; aunado a ello, dos ondas tropicales se acercan al país, por lo que a partir del siguiente lunes se prevé que el período de lluvias comenzará de manera regular.

Destacó que dichos fenómenos provocaron que no hubiera lluvias en el Valle de Lerma, zona que el Gobierno local tiene que nutrir con 700 mil litros de agua por segundo para el sistema de riego y que propició la formación de algas en los filtros de la Planta de Berros del Sistema Cutzamala.

Para verificar que no se lucre con las pipas que abastecerán a las familias, la Contraloría General instalará un módulo de atención y 200 servidores públicos de la Secretaría de la Contraloría que contarán con 36 unidades vehiculares.

“Nuestra intención es con una distribución correcta y evitar que haya una mala distribución, que los servidores públicos actúen de manera profesional, ética y disciplinada y es la manera en que vamos a estar coadyuvando en este programa de coordinación interinstitucional”, dijo Eduardo Rovelo, contralor General de la Ciudad de México.

Imprimir