Mundo

Putin blinda a las empresas rusas de las sanciones internacionales

El presidente ruso, Vladimir Putin, está tomando medidas para proteger a las empresas rusas, especialmente las del ámbito militar, ante las continuas olas de sanciones internacionales, en el actual clima de tensión entre el Kremlin y Occidente.

El pasado 4 de junio, Putin sancionó una ley que aprovecha el contenido aprobado en otra ley previa para otorgarse poderes a fin de saltarse la legislación común para decidir, vía decreto, cuándo las empresas deberán someterse a escrutinio público de sus datos y cuando no.

Ahora, el presidente ruso, que recientemente revalidó su mandato por seis años más, podrá decidir cuándo empresas que pueden verse afectadas por sanciones deberán ofrecer información sobre sus actividades, transacciones, registro notarial, características, etcétera.

La ley dice que el mandatario podrá ejercer este derecho vía decreto “en casos excepcionales”, pero tampoco especifica cuáles serían estas excepcionalidades, por lo que en la práctica, Putin tendrá libertad para hacer y deshacer a su antojo.

Esta nueva ley sigue la línea marcada en 2017, cuando Rusia aprobó ya una ley que permitía ocultar actividades y datos financieros de compañías nacionales expuestas a sanciones internacionales, especialmente de Estados Unidos. Ahora esta ley queda ampliada por la vía de la inconcreción, y Putin puede intervenir de forma directa y sin pasar por la Duma, el parlamento ruso.

Imprimir