Nacional

Piden el INE, TEPJF y organizaciones civiles freno a la violencia electoral

Ante los hechos de violencia ocurridos en las últimas semanas en el país, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), el Instituto Nacional Electoral (INE), y más de 30 organizaciones civiles agrupadas en el Observatorio de Participación Política de las Mujeres en México, rechazaron y condenaron la violencia política en el proceso electoral en marcha.

La presidenta del TEPJF, Janine Otálora, señaló que “la violencia no puede determinar, de ningún modo, un proceso electoral y el Estado debe garantizar que quien use la violencia asuma las consecuencias jurídicas que correspondan”.

Agregó que el ejercicio de los derechos político-electorales “no debe y no puede tener como costo la integridad, la seguridad ni la tranquilidad de nadie.

“La violencia merma el ejercicio de los derechos, debilita el Estado, lesiona la credibilidad de las instituciones y genera un ambiente adverso para el proceso electoral”, advirtió.

Por ello, subrayó, la aspiración de todo quehacer gubernamental debe ser la prevención de cualquier tipo de violación a los derechos humanos.

Afirmó que las autoridades electorales deben hacerse cargo de su labor de aportar sus esfuerzos en contra de la violencia y garantizar que los comicios del 1° de julio se lleven a cabo en orden y en paz.

Por su parte, el presidente del INE, Lorenzo Córdova, reprobó los asesinatos ocurridos en contra de mujeres y hombres, de candidatas y candidatos que aspiraban a puestos de elección popular.

Advirtió que el rechazo a la violencia se debe manifestar con el voto, para “refrendar esa vocación democrática que hemos venido construyendo a lo largo de más de tres décadas y que hoy nos brinda la oportunidad de recrear una vez más, en paz, nuestras diferencias políticas y definir en consecuencia, en libertad y en paz”.

Consideró inadmisible que se estén presentando casos de violencia que enturbien el buen desarrollo del proceso electoral, caracterizados por una vigorosa participación ciudadana, aunque dicha violencia, aseguró, no ha tenido como principal objetivo, “obstaculizar la organización de las elecciones”.

Imprimir