Academia

Aprueba México “medicina de precisión” para tratar Leucemia Linfocítica Crónica

Corrige un error molecular que evita la muerte de las células cancerígenas. Esta nueva terapia ayuda a las personas con LLC a vivir más tiempo, sin que empeore la enfermedad, dice Eduardo Reynoso

En la Leucemia Linfocítica Crónica un tipo de glóbulos blancos se multiplican sin control en la sangre y no mueren.

México fue el primer país del mundo en aprobar el uso de un nuevo tipo de terapia llamada “medicina de precisión” contra el cáncer de glóbulos blancos del tipo Leucemia Linfocítica Crónica (LLC).

El nuevo tratamiento, que fue aprobado por las autoridades sanitarias mexicanas la última semana de mayo y por el gobierno de Estados Unidos el pasado 7 de junio, es una innovación porque corrige un error molecular que evita que las células cancerígenas mueran. Al actuar sobre una estructura particular o “sensor” de las células enfermas, el tratamiento es considerado medicina de precisión.

La autorización para el uso de este tratamiento en México fue emitida por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y otorgada al laboratorio biotecnológico AbbVie México, que realizó un estudio multinacional –llamado MURANO—para avalar la acción del nuevo tratamiento.

La Leucemia Linfocítica Crónica (LLC) es un tipo de cáncer de avance lento en la médula ósea y la sangre, en la cual los tipos de glóbulos blancos llamados linfocitos se vuelven cancerosos y se multiplican de forma anormal. Es uno de los tipos de leucemia más comunes en adultos, representa el 30 por ciento de las leucemias con una prevalencia dos veces más en hombres que en mujeres.

Al provocar la muerte de las células enfermas sustituye a la quimioterapia en la erradicación de las células cancerígenas, la cual presenta efectos adversos. Esta terapia fue presentada, en Chicago, en la reunión de la Sociedad Americana contra el Cáncer y Oncología (ASCO por sus siglas en inglés), que concluyó el 5 de junio. 

RESTABLECER LA MUERTE. Aunque suena extraño, el problema de fondo con los diferentes tipos de cáncer es que aparecen células que nunca mueren. Cada célula saludable tiene un tiempo de vida y después de cumplir sus ciclos nacimiento, crecimiento y reproducción debe morir, pero las células cancerígenas tienen un error de información genética en el cual han desaparecido las instrucciones para morir.

De este modo, cuando una célula no muere, es decir, cuando no ocurre su proceso llamado apoptosis, comienza a reproducirse  y se forman grandes acumulaciones o tumores.  Cuando esas células que no mueren rebasan un órgano y se dispersan o riegan por diferentes partes del cuerpo, comienza la llamada metástasis.

La medicina de precisión busca corregir el error molecular que evita que las células mueran y trata de devolver las instrucciones originales de apoptosis o muerte celular después de cumplir un ciclo completo de vida.

En entrevista con Crónica, el doctor Eduardo Edmundo Reynoso Gómez, especialista en Hematología, del Hospital Español de México explicó que el nuevo tratamiento ayuda a las personas con LLC a vivir más tiempo, sin que empeore la enfermedad, en comparación con una quimio-inmunoterapia estándar, que ofrece remisiones profundas y esquemas fijos, pero con mayor toxicidad.

“Éste es un nuevo concepto de tratamiento que se denomina genéricamente Medicina de Precisión que es diferente de las quimioterapias, que siguen siendo efectivas, pero son menos específicas, entonces atacan a células enfermas pero también dañan a algunas células sanas, como todos conocemos”, dijo el médico mexicano.

Explicó que, después de que mucho tiempo la quimioterapia fue la estrategia farmacéutica dominante, hace unos años se comenzó a trabajar con las inmunoterapias, que usan herramientas moleculares para estimular el sistema de defensas del propio paciente, como con los medicamentos llamados Anticuerpos Monoclonales.

“Pero ahora los hematólogos estamos muy contentos porque las nuevas investigaciones nos han ayudado a entender más a fondo por qué las células de la Leucemia Linfocítica Crónica se acumulan progresivamente. Ahora sabemos que hay un sensor en las células que, al no funcionar correctamente, las inmortaliza y esta nueva medicina de precisión actúa sobre el sensor y recupera las funciones normales de la célula. Al morir ordenadamente las células enfermas se frena la acumulación progresiva de células enfermas y se prolonga la vida del paciente”, apuntó.

Imprimir