Nacional

Lamenta Peña Nieto que el tono electoral sea distinto al de 2012

“El ambiente rumbo a la elección era más festivo, más cargado de propuestas que de descalificaciones”, afirma. “Los dimes y diretes propios de toda competencia electoral deben quedar al final”, asevera

El presidente Enrique Peña Nieto entregó una planta desaladora en Ensenada.

Tras manifestar que el Presidente de la República será absolutamente respetuoso de la preferencia mayoritaria que expresen los mexicanos en las urnas el próximo 1 de julio, Enrique Peña Nieto lamentó que el tono actual de las campañas electorales sea distinto a lo que se vivió hace seis años.

“Hace seis años, el ambiente rumbo a la elección era más festivo, más cargado de propuestas que de descalificaciones”, aseguró.

De gira por la península de Baja California, el mandatario señaló: “Hace seis años, a lo largo de mi recorrido por la geografía nacional, asumí compromisos, hice postulados de lo que habría de marcar esta administración, y que en buena medida hemos podido alcanzar, sin dejar de reconocer también, obviamente, los retos y desafíos que están pendientes”.

Al entregar una planta desaladora, acompañado por el gobernador Francisco Vega; el director de la Conagua, Roberto Ramírez y de los titulares de la Semarnat y de SCT, el Jefe del Ejecutivo aseguró que su gobierno y él como titular de la Presidencia de la República es “respetuoso de la libertad de expresión, del proceso, de los candidatos y sus dichos, por lo que habrá de conducirse dentro de la ley”.

Dejó en claro que de cara a las elecciones, “el gobierno de la República y más su presidente, así como lo tienen consignados todos los servidores de la administración pública federal, deberán conducirse con estricto apego a la legalidad”.

Dijo que será respetuoso de la libertad de expresión, porque “no hay proceso electoral que no genere polémicas y señalamientos, pero al final de cuentas el Gobierno de la República se mantendrá respetuoso del proceso, de los candidatos, de sus postulados, de sus dichos, de lo que postulen, porque al final de cuentas se trata de que sea la sociedad mexicana la que defina a partir de lo que escuche y vea cuál es la preferencia electoral por la que habrá de optar”.

Refirió que al gobierno federal “le compete en exclusiva ceñirse a lo que mandatan nuestras leyes y generar el mejor estado y el mejor ambiente para un proceso electoral libre y ejemplar y en donde la sociedad elija a sus próximos gobernantes”.

En este contexto, el presidente Peña Nieto aludió al debate de los candidatos presidenciales que tendrá lugar este martes en Mérida.

“Mañana tendrá lugar el último debate entre los candidatos a la Presidencia de la República que espero despierte el mismo interés que habrá de despertar el partido de fútbol México-Alemania el próximo domingo o la inauguración del mundial, ya cada vez más próximo, el 14 de junio”, dijo.

Consideró importante para los mexicanos realmente ver a quienes compiten por la Presidencia, observar sus posturas sus postulados, qué proponen, qué ofertan a la sociedad mexicana, porque de la definición que tengan los mexicanos el próximo primero de julio estará la ruta que México tendrá hacia adelante.

Se pronunció a favor de que, de aquí a la fecha, “el entorno de las campañas políticas sea uno en el que se privilegie más la propuesta constructiva y positiva del futuro y desarrollo que tenga el país, que la polémica que invariablemente siempre se suscita en toda campaña político electoral”.

“Los dimes y diretes propios de toda competencia electoral deben quedar al final, y la sociedad mexicana debe privilegiar cuáles son las propuestas, los postulados, qué ofertan los candidatos para que de manera libre decida la sociedad mexicana quiénes serán, a partir del primero de julio, los gobernantes que tenga el país hacia los siguientes seis años y deseo que México siga creciendo en un entorno de civilidad, armonía y de gran unidad nacional”, refirió.

Manifestó que está en ciernes la elección presidencial más grande e importante que haya tenido la historia político-electoral de país, ya que el 1 de julio, no sólo se habrá de elegir al Presidente de la República, sino cargos al Congreso federal y legislaturas locales, para alcaldes y gobernadores.

Imprimir