La Esquina

Donald Trump es un personaje extraño. Se pelea con los aliados y extiende la mano a uno de sus principales enemigos. Amenaza con destrucción y termina negociando. Así como dice una cosa, dice otra y hace otra más. Pero en esta circunstancia hay que saludar que, en vez de misiles y bravuconadas, haya un barrunto de diálogo y negociación.

 

Imprimir

Comentarios