Cultura

Animales, un montaje sobre el fracaso, la intolerancia y violencia

La obra de teatro inicia temporada el 14 de junio y está basada en uno de los cuentos de Bukowski. Transita entre lo fantástico y lo surrealista, dice Geovani Cortés

Rodrigo Hidalgo y Aristóteles Bonfil, quienes participan en Animales.

El cuento Animales hasta en la sopa, de Charles Bukowski, sirvió como fuente de inspiración para la obra de teatro Animales, en la que a través de dos personajes, Hank y Carol, se reflexiona sobre la intolerancia, el fracaso, la búsqueda de la felicidad, la muerte y la violencia.

La producción, realizada por la compañía Maldito Teatro, fue escrita por Aristóteles Bonfil, y cuenta con dirección de Geovani Cortés, quienes en encuentro con los medios, explicaron, que se trata de un montaje en el que utilizan títeres, proyecciones de acetatos, sombras y poesía para narrar una comedia.

“Fue un proceso de exploración en el que tratamos de transmitir la esencia de la historia que trata sobre Hank, un poeta alcohólico, y Carol, una loca que tiene un zoológico en su casa, y que de alguna manera están conectados porque tienen una misión en la vida”, indicó Geovani Cortés.

El director de la puesta en escena describió a la obra como una creación que transita entre lo fantástico y lo surrealista, “es una comedia, tratamos de mantener el humor que caracteriza a Bukowski”, por lo que el fracaso, la constante búsqueda de la felicidad, la muerte y la violencia están presentes, pero todo es abordado desde “una perspectiva un poco cruda y con humor”.

Al respecto, Aristóteles Bonfil, escritor de Animales, señaló que dadas las temáticas abordadas, era necesario hacer una producción cómica y, al mismo tiempo, con alto nivel de seriedad. “Ante todo queremos resaltar la comedia, de no haberla tomado estaríamos tergiversando al autor, porque en Bukowski siempre sale a flote la comedia, pese a los temas que toca y el tipo de historias trasgresoras”.

Sin intensión de convertir el original en una historia de redención, aleccionadora o que adoctrinara, Bonfil dijo que dan un trato a las diferentes temáticas, de tal manera que serán los propios espectadores quienes se encarguen de reflexionar por su cuenta.

“No queremos dar una respuesta a las cosas o criticar directamente. Era importante hablar de la violencia más allá del contexto en el que vivimos (en México), son temas universales, son los temas que siempre mantienen en conflicto al ser humano”, agregó Bonfil.

Parte de la historia transcurre en la casa de Carol, una mujer que vive con animales como leones; sin embargo, los animales representan una versión del jardín del Edén, “para dar a entender que el ser humano para poder trascender todos los asuntos, necesita tener un equilibrio entre su lado femenino, masculino y la armonía con la naturaleza, los animales toman un significado dentro de la historia”, declaró el autor.

Además de Carol, está Hank, un poeta al borde del suicidio, que según Aristóteles Bonfil, sí guarda relación con Charles Bukowski, autor que en su primera etapa, “se dedicó a beber y vagar, porque su carrera formal como escritor es arriba de los 35 años. Hay elementos dentro de los diálogos que hacen alusión a la biografía de Bukowski”.

-La obra de teatro Animales se presenta del 14 de junio al 22 de julio, en la Sala CCB del Centro Cultural del Bosque. Localidades $80. Aplican descuentos.

 

Imprimir