Nacional

PROFEPA ordenó el retorno a Ecuador residuos peligrosos de escoria de aluminio

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) logró, después de siete meses, regresar a Ecuador 24 mil 200 kilos de escoria de aluminio (subproducto del aluminio), que pretendía ser ingresado ilegalmente por el puerto de Altamira, Tamaulipas.

La Profepa refirió que el 20 de octubre de 2017 iban a ser introducidos a México las 24 toneladas haciendo uso de una fracción arancelaria distinta a ese tipo de residuos peligrosos.

Además, la Profepa detectó que los propietarios del producto no contaban con autorización de importación de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), por lo que se inmovilizó el embarque.

A partir de entonces, Profepa inició un procedimiento administrativo en contra de la empresa importadora Aleaciones y Metales Industriales de Saltillo, S.A. de C.V., con domicilio en el Municipio de Ramos Arizpe, Coahuila, por contravenir lo establecido en el Convenio de Basilea sobre el control de los movimientos transfronterizos de los desechos peligrosos y su eliminación.

Asimismo, realizó una visita a la empresa importadora, donde constató que no contaban con la documentación legal de autorización de importación de la escoria de aluminio, catalogada como residuo peligroso, que emite la Semarnat,  con lo que se evitó el ingreso del embarque en forma ilegal al país.

La mercancía quedó inmovilizada en el puerto de Altamira, y se ordenó como medida correctiva el retorno de los residuos peligrosos a su país de origen. Mientras se resolvía la situación legal, el material estuvo en el puerto poco más de siete meses.

El 31 de mayo de 2018, en el buque denominado Expessbrasil, fue retornado el cargamento de escoria de aluminio a la empresa Modal Trade, S.A., con sede en Ecuador. 

La Profepa mencionó que las escorias provenientes del horno de fundición de chatarra en la producción de aluminio, son consideradas como residuos peligrosos, ya que están contemplados como residuos sujetos a condiciones particulares de manejo por su alta toxicidad al ambiente, además de representar riesgo de daño a la salud pública si no tienen un adecuado manejado.

La escoria de aluminio se genera debido a los diversos procesos de refinación del aluminio y puede mezclarse con otros metales para obtener nuevos materiales.

Imprimir