Cultura

Cátedra Francisco Araiza cierra con un recital

Los 12 cantantes que participan, interpretarán en Bellas Artes obras de Schönberg, Mahler y Schubert. Hay pláticas con el INBA para definir continuidad del curso, señala el tenor

La primera Cátedra Francisco Araiza concluirá con un recital en el Palacio de Bellas Artes, donde los 12 cantantes que forman parte de ella, interpretarán dos programas, el primero conformado por piezas de  Alban Berg, Arnold Schönberg y Gustav Mahler, entre otros; mientras que en el segundo interpretarán Winterreise (Viaje de invierno), de Franz Schubert.

A lo largo de dos años, ­Shaoni Odette, Simone Jaime, Michelle Fox, Carlos Adrián Hernández, Aarón Corte, Luis Alberto Galicia, Ix Pérez, Rodrigo Petate, Laura Yoselyn Becerril, Jairo Calderón, Ricardo Estrada y Esaú Corralejo, se especializaron en lied, tipo de canción lírica que ayuda a fortalecer las técnicas interpretativas.  

“Buscábamos cierto modelo de artistas que cumplieran en todos los sentidos con el adjetivo de prometedores y altamente calificados. Lo prometedor se detecta con facilidad, pero lo altamente calificado se descubre a través del proceso de trabajo, en la capacidad de aprender y con el rendimiento, así como el desarrollo que tuvieron en las clases”, dijo Francisco Araiza.

El tenor mexicano explicó que con la interpretación de los ciclos, los 12 cantantes demostrarán sus capacidades, por lo que el concierto, que se llevará a cabo el 30 de junio en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes, tendrá dos partes: a las 17:00 horas y 19:30 horas.

“La cátedra ha resultado un proyecto singular, no sólo por su concepto especializado y orientación hacia la élite generacional de jóvenes cantantes. Ha contribuido e incrementado la percepción general en el medio cultural de la necesidad de optimizar nuestros métodos de enseñanza”.

Francisco Araiza catalogó a los 12 intérpretes como sus “hijos mayores”, por lo que a pesar de concluir la cátedra, seguirá al pendiente de su proyección nacional e internacional, aunque dijo, su futuro dependerá de cada uno. “Resta ver cómo se presentarán en el futuro. (Ellos) Han pensado en cómo se puede crear un organismo que se dedique al desarrollo y posicionamiento de los egresados”.

Además, el tenor indicó que aún está por definirse el futuro de la cátedra, pues está en diferentes acercamientos con el INBA para determinar el procedimiento, por lo que espera resolver los términos antes del 30 de junio.

Imprimir