Y mientras, solo importará un balón

Marielena Hoyo Bastien

Este próximo 21 de junio, cuando casi el Planeta esté

completamente distraído con el fútbol, y particularmente

en México se esté llegando al súmmum de las campañas

políticas, lejos, muy lejos, allá en Yulin, China, 

coincidiendo con el solsticio de verano, se repetirá por

noveno año consecutivo el crudelísimo Festival de Carne

de Perro (#ParemosYulin), que como su nombre lo indica,

está dedicado a la consumición de estos animales, asunto

que quizás para alguna gente resulte tan natural como

probar cualquier otra oferta cárnica, solo que…

además de que EL PERRO ha cobrado un lugar superior

entre las especies animales no humanas, dado su estrecho

vínculo con la nuestra, aquí, para que el “producto” esté

en su punto, estas cientos de víctimas arrancadas de casas

y calles, padecen previamente golpizas con tubos y palos

que les suministran bajo total indefensión al encontrarse

colgadas, y todo, para conducirlas al extremo máximo del

dolor antes de desollarlas vivas, de manera que el fruto de

su indescriptible sufrimiento sea el toque de sabor y

“beneficios” estimulantes que buscan quienes $o$tienen

esta salvajada.

Y eso sucederá nuevamente, cuando el mundo esté

entregado a un balón.

Así las cosas, por lo menos firmemos en contra:

https://chn.ge/2JHgFYd

 

Pero no todo está concentrándose en el mal. Hay innumerables personas trabajando para demostrar científicamente, por ejemplo, que no solamente los vertebrados padecemos dolor y angustia. Al respecto…

Hace años vengo dando batalla ante oídos y voluntades sordas e ignorantes, para que en las legislaciones de protección a los animales se considere a toda la fauna con demostrada capacidad de sufrimiento, lo que incluiría a determinados invertebrados como los decápodos, sobre los que ya existen suficientes estudios para acreditar que al igual que cualquiera de nosotros, expresan sufrimiento y angustia. De ahí que incluso me parezca hasta torpe y anticuado, que nuestras leyes enlisten a los animales de conformidad a las funciones zootécnicas que los humanos les hemos impuesto. Es por eso que…

Celebro enormemente que Nueva Zelanda, Noruega, Suiza, y encabezando el avance el Reino Unido, estén entrándole al tema, y particularmente estos últimos solicitando masivamente —entre científicos, activistas y organizaciones civiles como la RSPCA y Crustacean Compassion— un cambio fundamental en su legislación de bienestar animal… a fin de cuentas un concepto muy suyo… para que al menos langostas y cangrejos sean integrados a la definición legal de “animal”, recategorizándolos de esa forma como organismos conscientes.

Como en el caso de nuestras leyes en México, resulta que los británicos tenían en el limbo a estas especies, y ahora no solo las están promoviendo, sino hasta definiendo al dolor como un daño tisular real o potencial. Dado lo anterior, no es que no vayan a poderse consumir cangrejos y langostas, sino que por reconocerles capacidad de conciencia se está buscando la forma menos cruel de matarlos en las cocinas, lo que NO incluirá desde luego, meterlos vivos en agua hirviendo ante la suficiente y efectiva evidencia científica de que experimentan dolor. De los estudios basados en 16 criterios, estas criaturas cumplen con 14, entre ellos el aprendizaje de evitación para esquivar situaciones que les son nocivas y ello, a pesar de presentar un sistema nervioso descentralizado. De ahí que tampoco un solo golpe sea suficiente para matarlos, por certero que sea y, lamentablemente…

MURIÓ MANUELA TRES PATAS, la inolvidable perrita del ex presidente uruguayo José Mujica, todo él un personaje admirable y aguantador dentro de la contrastante historia y tiempos que le han tocado vivir. Acompañándose de su perrita en innumerables eventos, discursos y toda clase de actos, en el 2015 nos conquistó a muchos declarándola públicamente como “la integrante más fiel de su gabinete”.

A MANUELA le faltaba parte de su manita izquierda, que perdió cuando corriendo de unos perros a los que había provocado, terminó en las llantas del tractor de don José, que por más que le hizo no pudo parar la máquina a tiempo. De aquel accidente salió airosa, pero de inmediato se fue a seguir el pleito, terminando por perder el miembro, hace de esto muuuuchos años y, ya con más de 20 a cuestas, el pasado jueves partió a la siguiente dimensión, quedando su cuerpo enterrado en la finca del matrimonio Mujica-Topolansky.

 

producciones_serengueti@yahoo.com

marielenahoyo8@gmail.com

Imprimir

Comentarios