Ricardo Anaya Cortés, Educación de calidad y desarrollo infantil

Jorge Romero Herrera

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en México trabajan más de dos millones 400 mil menores de edad; lo que representa una tasa de ocupación de la población de cinco a 17 años, de 8.4 por cada 100 menores de ese rango de edad.

De los menores ocupados, nueve de cada 10 realizan actividades no permitidas para su edad y cuatro de cada 10 no asisten a la escuela; lo cual es inadmisible pues el futuro de un país está en manos de sus niños y las condiciones en que enfrentan su presente hablan del nivel de desarrollo ­real de la sociedad.

El 12 de junio de 2002, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) designó esa fecha como el Día Mundial contra el Trabajo Infantil; haciendo un llamado a la sociedad y a las autoridades para sumar esfuerzos y crear políticas públicas que garanticen la seguridad y el bienestar de todos los niños del mundo.

En este marco, hace unos días Ricardo Anaya Cortés, candidato de la Coalición Por México al Frente a la Presidencia de la República, se comprometió a que durante su gobierno se garantizará una mejor calidad en la educación y un desarrollo infantil integral. Señaló que México necesita que los infantes gocen de un desarrollo integral y una educación que les permita tener acceso a más y mejores oportunidades en el mundo globalizado al que nos enfrentamos. La prioridad es que nadie se quede atrás.

Con el fin de alcanzar lo anterior, diseñó el programa 1000 días para atender el Desarrollo Infantil, el cual se enfoca a un conjunto de acciones para los primeros tres años de vida de nuestros niños; contemplando la salud de las mamás desde la gestación, hasta los primeros tres años de vida del infante; destacando la estimulación temprana, una adecuada alimentación y un sistema de salud para el correcto crecimiento de las niñas y de los niños.

En este sentido el gobierno de Ricardo Anaya:

1.—Garantizará la administración de ácido fólico antes y durante el embarazo.

2.—Asegurará la nutrición de la mamá durante y después del embarazo.

3.—Asegurará todas las consultas prenatales y la asignación de hospital para el parto.

4.—Garantizará la atención de emergencia obstétrica en todos los hospitales del país.

5.—Pugnará para cuidar que el parto se apegue a las mejores prácticas.

6.—Fomentará la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses.

7.—Brindará la capacitación necesaria y el monitoreo adecuado para asegurarla estimulación temprana, y

8.—Asegurará la vacunación completa de las niñas y los niños.

Además, para poder impulsar una educación con calidad, de la mano de los padres de familia y los maestros, se pondrá el acento en la capacitación y en la formación de los docentes; para que estos cuenten con herramientas suficientes y así posibilitar la mejora en la calidad educativa y evitar la deserción de los alumnos.

Ricardo Anaya Cortés, presentó además seis propuestas concretas para los docentes de todo el país.

1.—Programas de dignificación
magisterial;

2.—Transformación integral de las escuelas normales, con la actualización de su plan de estudios y vinculación a las universidades;

3.—Promover a las escuelas normales como semilleros para la implementación del modelo educativo;

4.—Desarrollar en las escuelas ­formadores de docentes y licenciaturas
bilingües atendidas por maestros
expertos en inglés;

5.—Impulsar sistemas de información, que transparenten las plazas vacantes y;

6.—Implementación de estímulos económicos para que las y los mejores docentes vayan a zonas marginadas.

Ricardo Anaya ha señalado que “el fin principal de toda la política educativa será consolidar a las escuelas como una verdadera comunidad de aprendizaje. De la mano de las maestras y de los maestros, así como de los padres de familia, la educación en México será de las mejores de todo el mundo”. Su proyecto de educación no pasa por eliminar la reforma educativa y echar atrás lo que se ha avanzado como “ya sabes quién”, sino de enfocarla en la capacitación de los profesores.

Por todo lo anterior, se requiere de un cambio profundo para nuestro país, que se conduzca realmente con honestidad, valores y ética, por lo que la única opción viable para esa transformación es con Ricardo Anaya en la presidencia.

* Coordinador del GPPAN en la ALDF

* Secretario de la Comisión de Gobierno

@JorgeRoHe

Imprimir

Comentarios