Espectáculos

Reflexionan sobre la pérdida de los sueños infantiles en los adultos

¿Quiénes en realidad han cumplido de adultos, esos sueños que tenían cuando eran solo unos niños? Es uno de los cuestionamientos que se genera la productora Rebeca Moreno de la puesta en escena Niño perdido.

Una historia que comienza cuando Manuel Andrés colapsa emocionalmente después de un día terrible en el que se tiene que enfrentar con todos sus miedos, frustraciones y planea suicidarse. Una mujer lo detiene. Se presenta ante el como “su hada madrina”. Manuel Andrés le cuenta los acontecimientos que llevaron a su intento de suicidio.

La supuesta hada madrina le dice que al día siguiente le será otorgado un don. En el segundo acto, “el don” otorgado le hace ver a Manuel Andrés la vida desde otra perspectiva, la de un niño, él mismo vuelto niño, su  niño interior y el del resto de los personajes.

La obra se presenta en Teatro Julio Prieto, “estamos iniciando la tercera temporada y que no es fácil. La obra parte de la primisa de si estás cumpliendo o fallando a los sueños de niño. Al igual que cuestionarse de cosas que decías que no harías y que las terminas haciendo”, compartió Rebeca en entrevista con Crónica.

“Hay cosas de niño que te marcan para la vida futura, y que tienes que encontrar en ese niño perdido y sanar. Todos tenemos esa línea, pero de verdad que es importante ver lo que estamos haciendo con nuestra vida y que son aquellas cosas que aun podemos solucionar”, mencionó.

Una propuesta en la que los actores como Lupita Sandoval y Crisanta Gómez invitan al público a reflexionar y buscar en ese niño interior. Además de buscar un planteamiento en cada persona y ver hasta que punto se dejaron guiar por los ideales de su corazón.

“Te vas llenando de capitas que ocultan al niño que tenemos dentro y esta perdido. Tiene toques de comedia, este mensaje llega con la risa, y mucha gente nos ha dicho que gracias a la obra, reencamino su vida y que están haciendo lo que verdaderamente quieren”, dijo.

Una situación que la productora explicó como “un milagro del teatro, estamos para cambiar vidas a través de los mensajes que traemos en las obras, pero sobre todo, para poder crear consciencia mediante de la ficción, pero apegada a la realidad de las cosas que vivimos a diario”.

“En México tenemos altos índices de suicidio, y es parte también de lo que el personaje de el hada viene a  dejar ese mensaje y a generar esperanza en el público. La vida esta llena de cosas que no sabemos que va a pasar, estamos en una rutina atrapados y en la que sin duda, queremos alimentar a seguir los sueños sin pasar por encima de nadie”, concluyó.

Imprimir