Antonio Sánchez comparte el espíritu del jazz en Birdman | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 12 de Junio, 2018

Antonio Sánchez comparte el espíritu del jazz en Birdman

Entrevista. El intérprete mexicano musicalizará hoy en el Auditorio Nacional la película que lo llevó a ganar un Gammy y a Iñárritu los Premios Oscar

Antonio Sánchez comparte el espíritu del jazz en Birdman | La Crónica de Hoy

El músico mexicano Antonio Sánchez, ganador del Gammy en 2016 por la creación de la banda sonora ejecutada totalmente con batería para el filme ganador del Oscar a Mejor Pelicula, Birdman (o la inesperada virtud de la ignorancia) (2014), musicalizará en vivo por primera vez en el Auditorio Nacional la magia del filme del cineasta mexicano Alejandro González Iñárritu.

“Soy mexicano al 100 por ciento aunque viva en los Estados Unidos desde hace un buen rato, tocar en mi país siempre es especial para mí, hace un par de años toqué con mi grupo en Bellas Artes lo que fue un parte aguas en mi carrera, ahora tocar en el Auditorio Nacional es algo que jamás en mi vida me hubiera imaginado que iba a suceder, además voy a ser el único músico en escena en el Auditorio”, comentó Antonio Sánchez en entrevista con Crónica.

“Lo que me gusta de hacer estos shows en vivo es que el espíritu que estaba buscando Iñárritu, el que quería que yo plasmara en la película era el espíritu de la improvisación del jazz, entonces cuando hago los shows en vivo es exactamente lo mismo, trato de mantener el efecto dramático que se logró en la película pero todo lo demás es improvisación”, dijo.

El baterista Antonio Sánchez conoció a Alejandro González Iñárritu en 2005, porque el cineasta mexicano era fanático del Pat Metheny Group, ensamble de jazz del que forma parte el baterista, mucho tiempo atrás en el pasado, cuando comenzaba en la música.

“Cuando estaba muy chico escuchaba W FM y uno de los djs era Gonzalez Iñárritu, primera vez que escuche su nombre, tenían un programa que se llamaba Magic Nights donde tocaban música un poco más sofisticada, yo era rocanrolero hasta entonces, ahí pasó una canción que tenía algo muy especial, tenía una armonía muy sexy, por decirlo de alguna manera, melodía hermosa y en vez de guitarra tenía una especie de cítara, había voces pero no letra y tenía un ritmo hipnotizante, entonces alguien en la radio dijo esto es ‘Last Train home’ de Pat Metheny Group, del cual me hice fan”, recordó el músico en conferencia de prensa.

“En el 93 me fui a vivir a Estados Unidos, en el 99 me mude a Nueva York y dos años más tarde conocí y empecé a trabajar con Pat Metheny en el Pat Metheny Group, se dio esa coincidencia que conocí indirectamente a este grupo por Iñárritu, posteriormente tocando en Los Ángeles se me acerca un cuate con acento mexicano, era González Iñárritu, inmediatamente creamos amistad y posteriormente me invitó a ser parte de su nueva película, una comedia negra, Birdman”, dijo.

Antonio Sánchez destacó la importancia que tiene en su vida el haber trabajado con uno de los cineastas mexicanos más destacados de los últimos tiempos, junto a Guillermo del Toro y Alfonso Cuarón, “he tenido la fortuna de trabajar con músicos increíbles de jazz, los mejores, pero nunca había podido trabajar con un artista que es uno de los mejores del mundo en otro rubro completamente, trabajar hombro con hombro con él y tratar de ver su visión y completar su visión para mí ha sido uno de los regalos más bonitos de mi vida, más ahora que son cuatro años después y sigo haciendo esto, sigo tocando con la película, sigo haciendo giras por Estados Unidos, sigue dando frutos, porque los músicos de jazz tenemos un manto de anonimidad”, comentó.

De la misma forma y a raíz de que diera el pasado lunes una Master Class en las instalaciones del Cenart, habló de su sentir sobre la escena mexicana de jazz: “Lo que le falta al jazz mexicano es lo mismo que le falta al jazz en todo el mundo, difusión, los medios no le da la suficiente importancia, la gente va a las plataformas de música o videos a buscar cosas porque las oye en otro lado”, explicó.

“Me parece que el talento en Latinoamérica sí existe, la juventud mexicana que toca jazz está tocando increíblemente bien a pesar de la falta de educación del jazz en México que también ha mejorado muchísimo, y esto es porque han traído cada vez más exponentes externos por lo que los chavos ven en vivo lo que se puede hacer en un escenario, esto inspira. El concierto en vivo de Birdman también sirve en este sentido de inspiración, porque la gente aspira a algo como lo que en algún tiempo aspire yo; ver a alguien que también nació y creció en México, y que se hagan una pregunta ¿por qué yo no?”, comentó.

El músico después de Birdman lanzó el disco Bad hombre en el que destaca la voz de su abuelo el actor Ignacio López Tarso, así como el “Corrido de Benito Canales” que fue la introducción del primer tema de este álbum, el cual se llamó así por las emociones oscuras que sentía el músico tanto por no nominarlo al Oscar y por la reciente presidencia de Donad Trump.

“Definitivamente Birdman me ha influenciado de muchas formas, y el disco de Bad hombre se me hizo un paso lógico, porque vi la respuesta del público al recibir una banda sonora que era batería básicamente, me llevo a querer seguir mi versión, de cualquier manera cuando lo oigo sé que soy yo y me escucho y me reconozco pero no es mi bebé, entonces quería tener lo mío con ese concepto”, concluyó.

Imprimir