Mundo

Allanan Tribunal Eclesiástico en Chile; buscan documentos de pederastas

La fiscalía investiga a 14 sacerdotes de la diócesis de O’Higgins que habrían mantenido relaciones sexuales con menores a cambio de beneficios económicos para ellos y sus familias

Personal de la fiscalía chilena, tras abandonar la sede del Tribunal Eclesiástico en Santiago.

La fiscalía y la policía militar de Chile allanaron ayer la sede del Tribunal Eclesiástico en la capital, Santiago, en busca de documentos vinculados con presuntos abusos sexuales contra menores de edad por parte de integrantes de la Iglesia católica, destacaron medios locales, entre ellos el periódico El Mercurio.

La diligencia fue dirigida por el fiscal Emiliano Arias, quien investiga a un grupo de 14 sacerdotes de la diócesis de O’Higgins que habrían mantenido relaciones sexuales con menores a cambio de beneficios económicos para ellos y sus familias.

“En Chile todos estamos sometidos a la justicia ordinaria” y nadie queda fuera de su alcance, dijo el fiscal a periodistas tras el allanamiento del Tribunal ubicado en la sede del Arzobispado de la capital chilena.

PESQUISAS. “Nadie está al margen de la ley”, aseguró Arias a los periodistas al salir del Tribunal Eclesiástico, en el que se incautaron documentos con antecedentes de la investigación en la región de O’Higgins, donde existen denuncias desde el año 2007 con escasos o nulos avances, según afirmaron las víctimas.

El arzobispo de Santiago, cardenal Ricardo Ezzati, afirmó que “el Arzobispado de Santiago entregó al fiscal toda la documentación solicitada” y reiteró la “disponibilidad de colaborar con la justicia civil en todo lo que sea requerido”.

Las diligencias de ayer, según fuentes de la fiscalía, buscan recolectar todo el material, incluidos expedientes canónicos, investigaciones previas y antecedentes vinculados a abusos sexuales sufridos por menores de edad de parte de miembros del clero.

REPORTAJE. Un reportaje del Canal 13 de la televisión local reveló en mayo pasado que un grupo de sacerdotes de O’Higgins integraban un grupo denominado La Cofradía para manteben relaciones sexuales con menores de edad y jóvenes.

El allanamiento se registró en momentos en que el sacerdote español Jordi Bertomeu, funcionario de la Congregación para la Doctrina de la Fe, y monseñor Charles Scicluna, considerado el mejor investigador de abusos sexuales del Vaticano, se encuentran en Chile investigando abusos sexuales de menores cometidos por clérigos o religiosos.

Scicluna y Bertomeu son responsables de un informe de 2 mil 300 páginas que elaboraron tras recoger 64 testimonios de agresiones sexuales en febrero, lo que llevó al papa Francisco a afirmar a fines de mayo pasado que en la iglesia chilena hay “una cultura del abuso y del encubrimiento”.

Imprimir