Nacional

EU extradita a supuesto miembro del Cártel de Sinaloa

La Embajada de Estados Unidos en México informó que un presunto miembro del cártel de Sinaloa está bajo custodia federal, luego de su extradición de México a Estados Unidos la tarde del miércoles 13 de junio.

Arturo Shows Urquidi, alias "Chous", de 47 años, fue imputado formalmente en abril de 2012 por un jurado federal en El Paso. 

Urquidi, abundó la Embajada, es uno de los 24 presuntos líderes del cártel de Sinaloa, incluyendo a Joaquín "El Chapo" Guzmán Loera e Ismael "Mayo" Zambada García, acusados ​​de cargos federales por asociación delictiva en abril de 2012. 

Urquidi era responsable de la carga y descarga de cocaína, productos relacionados con drogas y armas de fuego, en almacenes del cártel de Sinaloa en Juárez.

Urquidi, añadió la Embajada, cuenta con un cargo de conspiración para llevar a cabo negocios a través de un patrón de asociación delictiva (conspiración RICO); un cargo de conspiración de posesión con intención de distribuir cinco kilogramos o más de cocaína, y mil kilogramos o más de marihuana.

Asimismo, un cargo de conspiración para importar a los Estados Unidos cinco kilogramos o más de cocaína y mil kilogramos o más de marihuana; un cargo de conspiración para cometer delitos de lavado de dinero, y un cargo de conspiración para poseer armas de fuego y fomentar delitos relacionados con narcotráfico.

"El cártel de Sinaloa ha contrabandeado múltiples cantidades de toneladas de cocaína y heroína a nuestro país por décadas, usando intimidación, violencia y asesinatos para construir y proteger su imperio criminal", señaló el agente especial de la DEA, Kyle Williamson. 

Refirió que "la extradición de Urquidi ejemplifica la voluntad de colaboración policial internacional para señalar, desarticular y desmantelar los poderosos cárteles mexicanos".

El Agente Especial del FBI, Emmerson Buie expresó que "la extradición de Urquidi demuestra que cuando trabajamos juntos con nuestros socios encargados de aplicar la ley, tanto aquí como en México, podemos llevar a los líderes y miembros principales del cártel de Sinaloa ante la justicia".

El Agente Especial de la ATF, Jeffrey Boshek, señaló que "la ATF refrenda su compromiso con las asociaciones que combaten el crimen violento y el tráfico de armas de fuego. Trabajar juntos para desmantelar organizaciones criminales mejora la seguridad pública y aumenta la estabilidad social y económica".

La Embajada norteamericana refirió que son veinte acusados, incluido Urquidi, quienes continúan bajo imputación. 

El juicio de Urquidi está programado para noviembre de 2018, en caso de ser condenado, enfrentaría hasta cadena perpetua en una prisión federal.

Señaló que la investigación resultó en la incautación de cientos de kilos de cocaína y miles de libras de marihuana en ciudades de todo Estados Unidos. 

La policía también retuvo millones de dólares de ganancias de las drogas, cuyo destino sería el cártel en México; además se incautaron cientos de armas y miles de municiones que pretendían introducir de contrabando en México para ayudar al cártel a tomar el control de Juárez y las rutas locales de tráfico de drogas, indicó la Embajada.

Mencionó que la DEA, el FBI y la ATF junto con las Investigaciones de Seguridad Nacional de la Oficina de Detención y Deportación, la Patrulla Fronteriza, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, el Servicio de Alguaciles, El Departamento de Policía de El Paso, la Oficina del Sheriff de El Paso y el Departamento de Seguridad Pública de Texas investigaron el caso. 

El caso, abundó, está siendo procesado por los Fiscales Auxiliares del Distrito Oeste de Texas.

 

Imprimir