Deportes

México sufre con el laberinto de su técnico

En el entrenamiento de ayer hubo tensión entre el técnico Juan Carlos Osorio y la Selección Mexicana rumbo al partido del domingo ante Alemania

Juan Carlos Osorio puso freno de mano al entrenamiento de la Selección Mexicana, ayer en la cancha del Complejo Deportivo del Dynamo de Moscú, de cara al partido del domingo contra Alemania.

No le gusta lo que ve y menos aún lo que interpreta en el terreno de juego, por eso hubo gritos, manoteos, regaños y hasta “exhibiciones” a sus elementos al no realizar lo que pedía en la cancha.

“Hay cinco carriles, no podemos perder de vista eso”, puntualiza.

“Se han estado dando pases en un mismo carril. Lo hemos platicado, no es así, nunca dos pases en un mismo carril, nos exponemos demasiado”, y con los brazos pretende enfatizar las indicaciones”.

Continúa: “No podemos correr esos riesgos y no podemos ponernos en peligro (ante Alemania)  de un carril a otro, siempre con un compañero a un lado, siempre abriendo el juego”, enfatiza Osorio.

Y la pelota vuelve a poner a examen a los jugadores mexicanos. Nuevamente el balón es entregado de manera vertical, en un mismo corredor. Osorio resopla, hace un ademán de molestia, pero deja seguir la jugada.

Antes de esos pasajes, los porteros habían trabajado por separado. Saltando una cruz, debían aterrizar en posición de reacción inmediata a los disparos impredecibles de Mario Marín.

Es evidente la competencia. Ninguno cede, ni Guillermo Ochoa como titular aparente, ni  Jesús Corona ni AlfredoTalavera dan signos de rendición o de resignación.

ALEMANIA NO ES INVENCIBLE. Carlos Salcedo puso el rostro desafiante al desafío ajeno. Citó a su técnico Juan Carlos Osorio para ilusionar sin alucinar por la Selección Mexicana.

“Nos dijo (Osorio) que sólo hay tres jugadores capaces de hacer los goles que cambien o definan un partido”, dijo el defensa del Eintracht. “Y ninguno de ellos juega con Alemania, ni Messi, ni Neymar ni Cristiano Ronaldo”.

Salcedo deduce entonces que “Alemania no es invencible, es un equipo de respeto, y se lo tenemos, pero no tiene a ninguno de esos jugadores”. Y enfatiza, “sí, es Alemania, sí es campeón del mundo, pero estamos en condiciones de jugarle con el futbol y la actitud necesarias”, agregó en conferencia en las instalaciones del Dynamo de Moscú, albergue del Tri, “Somos una familia. Estamos unidos para buscar una historia de triunfos”, dijo.

EL GUTI ESTÁ MOTIVADO. Para Erick Gutiérrez  las buenas noticias llegaron de dos maneras, pero el mismo día: el nacimiento de su hijo y ser el lugar 23 luego de la baja de Diego Reyes.

“Estoy a disposición del equipo. Hay un gran grupo. Tenemos talento para ir al ataque y lo vamos a hacer”, adelantó El Guti, quien aparentemente no sería titular frente a Alemania este domingo.

 

Imprimir