Mundo

Nicaragua reactiva diálogo en medio de represión que dejó cinco muertos

El Diálogo Nacional entre la sociedad civil y el régimen nicaragüense de Daniel Ortega se reanudó ayer, un día después del paro de 24 horas en todo el país para presionar al mandatario a renunciar, jornada en la que continuó la represión que cobró cinco vidas más y dejó 23 heridos, lo que elevó el número de fallecidos a 200.

La mesa del diálogo, cuyo objetivo es hallar una solución a la crisis sociopolítica que experimenta el país, quedó abierta por la mañana en el Seminario de Nuestra Señora de Fátima, en Managua, y donde el gran ausente fue Daniel Ortega.

Durante lanegociación, Rosario Murillo, vicepresidenta del país y esposa de Ortega, endureció el discurso en contra de las manifestaciones y advirtió que el gobierno no cambiará su postura en que el único punto que aceptan discutir es que se levanten los tranques por “ser una violación de derechos humanos y causantes de discordia”.

 

 

 

Imprimir