Elena Álvarez-Buylla acepta asumir la dirección de Conacyt | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Viernes 15 de Junio, 2018

Elena Álvarez-Buylla acepta asumir la dirección de Conacyt

Agradezco al candidato Andrés Manuel López Obrador su invitación a dirigir la institución, en caso de que sea electo presidente de la República, dice la investigadora

Elena Álvarez-Buylla acepta asumir la dirección de Conacyt | La Crónica de Hoy
María Elena Álvarez-Buylla Roces es investigadora del Instituto de Ecología de la UNAM.

María Elena Álvarez-Buylla Roces es investigadora del Instituto de Ecología de la UNAM y fue elegida ganadora del Premio Nacional de Ciencias y Artes 2017. Su mayor producción científica se centra en el entendimiento de mecanismos de diferenciación celular mediante el uso de plantas como modelo de estudio, conocimiento que actualmente se utiliza en la comprensión de mecanismos de progresión en el cáncer epitelial.

La investigadora también ha realizado estudios sobre la dispersión de transgenes en variedades nativas de maíz en el país y actualmente sobre la presencia de maíz trangénico en tortilla y otros productos procesados. La también integrante de la Academia Mexicana de Ciencias y de la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedades, es la imagen más visible del grupo detractor de los científicos protransgénicos en  México, en un debate semiabierto que ha permanecido durante varios años.

Durante el tercer y último debate de los candidatos a la Presidencia, y al abordar el tema de ciencia y tecnología, Andrés Manuel López Obrador anunció que nombraría a Álvarez-Buylla como titular del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, de ser el ganador de la elección. 

Al respecto, la científica de la UNAM hizo público un comunicado en el que declara su posible toma de posesión del cargo. “Agradezco la confianza del candidato a la presidencia, Andrés Manuel López Obrador, quien me ha solicitado asumir la dirección del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología bajo su mandato presidencial, en caso de que el pueblo mexicano lo elija como presidente de nuestra nación este primero de julio.

“Acepto la invitación con la convicción de que todas y cada una de nosotras debemos asumir la responsabilidad personal ineludible que nos corresponde para que México salga de la terrible crisis socioambiental en la que se encuentra”.

En la carta pública de la bióloga, señala que la academia, la ciencia y tecnologías adecuadas​ no son nunca suficientes, pero sí serán importantes en la construcción de soluciones verdaderas y sustentables para muchos de los problemas que enfrenta nuestra nación.

“La generación de conocimiento de frontera es la fuente de las verdaderas innovaciones. Éstas deben adecuarse a cada contexto, a la realidad de un país megadiverso y pluricultural como el nuestro, ponerse a la consideración de amplios y diversos sectores de la sociedad, y no supeditarse a intereses ajenos a los del conocimiento. Esto, sumado a diagnósticos serios de los grandes problemas nacionales, ayudará a su solución, a evitar que éstos sigan exacerbándose, y a prevenir nuevas calamidades”.

La investigadora señala que, si bien lo anterior requerirá de ciencia y tecnología de punta y multidisciplinaria, así como el conocimiento tradicional y autóctono. Enfatiza que será crucial hacer un diagnóstico de las capacidades científicas con las que cuenta el país, en conjunción con una propuesta integral y transversal de Estado, “ejerciendo con austeridad, de manera seria y transparente, los recursos públicos asignados a ciencia y tecnología para promover el avance del conocimiento y su trascendencia en beneficio del pueblo de México, tan marcado por la desigualdad”.

Es necesaria una visión de futuro, privilegiando el apoyo a los centros y universidades públicas del país, añade, priorizando en todo momento la aplicación de los avances para atender las problemáticas de los sectores más marginados, y también impulsando a los científicos en formación y a​ los jóvenes investigadores.

“Asumo la encomienda con la claridad de que ésta implica un esfuerzo colectivo y una clara responsabilidad y compromiso con la sociedad y la naturaleza, desde un ejercicio del saber libre en favor de una mejor vida para todos”.

Imprimir