Cultura

Inauguran Casa Elena Poniatowska, un espacio cultural abierto para todos

El sitio resguardará el archivo de la escritora, para que no abandone el país, dice Felipe Haro. Ofrecerá conferencias, talleres y presentaciones de libros, señala la autora de La flor de lis

Elena Poniatowska dice que la apertura de esta casa es “un acto de amor de un hijo para una madre”.

La Casa de la Fundación Elena Poniatowska fue inaugurada con la encomienda de ser un espacio disponible para la sociedad en general, aunque se enfatizará en la realización de eventos culturales, como talleres, conferencias y presentaciones de libros, además de que contará con asesorías para que los niños hagan sus tareas escolares.

En el recinto ubicado en José Martí 105, colonia Escandón, hay una biblioteca y una sala de proyección de películas, además está depositado parte del archivo de Elena Poniatowska, entre libros, artículos y fotografías, que la escritora ha acumulado a lo largo de sus 86 años.

“Esta casa representa un acto de amor de un hijo para una madre, pues el trabajo lo hizo Felipe Haro Poniatowska. Esta casa representa una iniciativa, es una casa abierta a todos, sobre todo para la colonia Escandón, para los vecinos, en especial para los niños, porque luego no tienen ni dónde hacer su tarea”, dijo la escritora durante la inauguración.

La autora de La flor de lis, De noche vienes y Hasta no verte, Jesús mío, señaló que ya tiene contemplado ofrecer conferencias y talleres; además de que estará al pendiente de lo que ocurra en el inmueble, pues “tengo que estar echando ojo”.

Elena Poniatowska, hija de Jean E. Poniatowski y Paula Amor, agregó que también se tienen contempladas presentaciones de libros, pero no sólo suyos, sino que se invitará a otros escritores para que den a conocer sus más recientes producciones literarias.

PROYECTO. La edificación que se encuentra en la delegación Miguel Hidalgo, se encontraba en una situación crítica, hasta que Felipe Haro, hijo de la escritora, decidió renovar la casa, encomienda que le dio al arquitecto Francisco Martín del Campo.

Felipe Haro comentó cómo había nacido la fundación, pues en Estados Unidos le habían ofrecido comprar el archivo de Elena Poniatowska, por lo que decidió crear un lugar donde se salvaguardara dicho legado, para que no abandonara territorio nacional.

“La proyección de la Fundación será escalada, primero en la colonia Escandón, luego en la Miguel Hidalgo, después en la Ciudad de México”, sostuvo Haro, quien explicó, la Casa estará abierta de las 9:00 horas a las 18:00 horas.

Haro adelantó que en el Facebook de la Fundación anunciarán los eventos próximos, entre los que se encuentran los cursos que impartirán Ulises Castellanos y Adela Celorio, así como un programa conmemorativo por los 50 del Movimiento estudiantil de 1968.

“Se están buscando los recursos, la Secretaría de Cultura federal como la de la Ciudad de México nos apoyan con los pocos recursos que tienen, además comenzaremos a recabar fondos. Hemos pensado organizar cooperaciones y también por los cursos se recibirán donativos”, comentó Felipe Haro.

Actualmente, la fundación ya cuenta con 10 mil fotografías catalogadas, 22 mil libros en la biblioteca, mil 500 horas de audio y 50 horas de video.

En el evento inaugural, Elena Poniatowska estuvo acompañada de familiares y amigos, entre ellos Juan Ramón de la Fuente, presidente honorario de la Fundación, quien habló sobre las virtudes de la también periodista:

“Elena es una figura emblemática de nuestro tiempo, tanto que cuesta trabajo describirla o definirla, pero, en buena medida es emblemática no sólo por su obra literaria o convicciones, sobre todo por su capacidad para desarrollar una empatía total. Figuras como la suya nos hacen tener la esperanza firme”.

Otro de los presentes fue Eduardo Vázquez Martín, secretario de Cultura de la Ciudad de México, quien dijo, la Casa está diseñada para “transmitir saber y darle esa dignidad a la palabra y que entre todos continuemos con ese trabajo. En esta casa se cumple un sueño: la Fundación lleva muchos años trabajando en que el acervo y la memoria documental del trabajo de Elena tengan un espacio de reconocimiento y resguardo de un patrimonio fundamental”.

Imprimir