“Lo que nos debe animar es ­México”: Jorge Kahwagi Gastine | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 19 de Junio, 2018

“Lo que nos debe animar es ­México”: Jorge Kahwagi Gastine

Los medios de comunicación pueden ser adictivos; perseguir la noticia, valorarla; ver correr la rotativa. Es un entorno extraordinario, porque también es ideal vehículo para promover el bien común

“Lo que nos debe animar es ­México”: Jorge Kahwagi Gastine | La Crónica de Hoy

Aventuras, vueltas que da la vida, oportunidades que se pescan al vuelo, cuando se arriesga y se gana, y poco a poco los nuevos proyectos se consolidan. En algunos de estos ­rápidos trazos se pueden contar la inquietud que Jorge Kahwagi Gastine sintió, desde su juventud, por el mundo del periodismo, y que hoy lo tiene al frente de Crónica:

“Desde que estaba yo en la Facultad de ­Derecho, tenía el gusanito del periodismo. Ahí tuve un periódico que se llamó UNAM y ­circuló durante dos años, y el ‘gusano’ ahí estaba, ahí seguía”.

Tan permaneció, que, a la par que Cosmocolor evolucionaba y crecía, la gana de ­entrar en el mundo del periodismo llevó a ­Jorge Kahwagi a interesarse por adquirir un periódico: “Lo busqué: quería tener un periódico. Pensé en comprar Excelsior, pero la operación era muy problemática. Luego, compré las rotativas de un periódico desaparecido, El Fígaro, pero tampoco funcionó. Y ­luego, un amigo, Gabriel Monterrubio, me contó que Crónica se vendía, porque tenía problemas económicos, y ahí estaba la oportunidad. ­Hablé con el Consejo de Administración y compré el periódico”.

Algún periodista del siglo XIX aseguró que este oficio es adictivo: quien entra en él, ya no sale. Quizá ése ha sido el destino de ­Jorge Kahwagi, quien recuerda, con humor, los primeros días al frente de Crónica: “lo grande de haberlo comprado es cómo me volvió ­católico, porque yo rezaba todos los días ­para que, por un día más, aquella, nuestra primera rotativa, que era muy chiquita, sacara la edición. Nos mudamos de edificio, comenzamos a darle a Crónica otra forma, y luego ­vino otra rotativa”.

Hoy día, Kahwagi Gastine ha llegado a la conclusión —a la que llegan muchos otros en este oficio— de que el espectáculo de mirar una rotativa operando a todo vapor, es una de las cosas más hermosas de este mundo; “Es extraordinario. Hoy tenemos tres rotativas; ya no soy tan católico, me duermo tranquilo, sabiendo que nuestras máquinas no van a fallar”. Y sí, ya lo sabe: del mundo del periodismo, ya no hay regreso. “No lo sueltas, porque tiene un encanto: el periódico somos ­todos. Y por eso Crónica ha dado pasos tan importantes: nadie se quería meter a hacer secciones de Ciencia, de Academia. “Ésos están locos”, decían. Y nos atrevimos a hacerlo. Me siento orgulloso que entre nuestros Premios Crónica haya muchos científicos, contentos de que un periódico como el nuestro dé importancia a su trabajo”

“NUESTRA FILOSOFÍA, MÉXICO”. La filosofía que anima a Crónica se resume en una sola palabra: México. “Lo que nos debe animar es ­México”, sostiene Jorge Kahwagi “Si nos importa México tenemos que cuidar sus instituciones; no vamos a estar amarilleando por ahí. Ha sido una de nuestras mejores apuestas como periodistas y como medio, y nos ha permitido crecer: estamos en Hidalgo, en Jalisco, nos hemos ganado nuestro lugar en el mundo periodístico”.

Apuestas vitales, otra vez. Lo mismo que hace décadas hizo la familia Kahwagi Gastine cuando decidió venir a México: las decisiones que cambian vidas, que ­concretan sueños. (BH)

 

Imprimir