Niantic apela a la nostalgia y revoluciona Pokemon Go | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Sábado 16 de Junio, 2018

Niantic apela a la nostalgia y revoluciona Pokemon Go

Niantic apela a la nostalgia y revoluciona Pokemon Go | La Crónica de Hoy
La empresa desarrolladora se esforzó en hacer dos nuevas entregas que no aparenten ser remakes, pero que retomen al jugador al año 1999.

Pokemon Go fue el gran lanzamiento del 2016; la llegada del juego para móviles de la empresa Niantic dio un toque de nostalgia a quienes jugamos las primeras versiones de este juego en las viejas consolas de Nintendo, y conocimos a todos los monstruos de bolsillo en las versiones Roja y Azul para Gameboy Color, que fueron lanzados en 1996 en Japón y en 1999 en América.

Niantic desarrolló Pokemon Go tomando la base de Ingress, un juego de rol que utiliza la misma idea de GPS para la localización de puntos estratégicos, la idea era convertir todas las ciudades del mundo en Kanto,  la región de la primera generación de Pokemon. Mediante GPS los jugadores saldrían a las calles a cazar a sus pokemones favoritos, incitando a que se formase una gran comunidad dentro del juego.

Durante el 2016 se pudo ver a gente de todo el mundo abarrotando parques por la aparición de monstruos poco comunes, un ejemplo claro es un video captado en Japón, donde una gran cantidad de personas se trasladaban a un parque por la aparición de un Vaporeon, un pokemon difícil de capturar dentro del juego; ya que era una de las evoluciones aleatorias de Eevee, significaba un premio digno de mantener en su Pokedex.

El mundo dentro de Pokemon Go estaba lleno de Gimnasios y pokeparadas, donde los usuarios podían buscar todo lo necesario para seguir con la cacería. El juego duró un año con la aparición de la segunda generación de pokemones, y con ella llegaron criaturas legendarias como Articuno, Zapdos, Moltres y Lugia.

Sin embargo el declive de la fiebre se presentó en 2017, y sólo continuaron jugando los fanáticos de la franquicia. Niantic y Nintendo recompensaron a sus fanáticos manteniendo el juego y trabajando en las mejoras gráficas; aspectos que tenían que ver con el modelo del equipo y la disminución del consumo de batería, fueron algunos puntos importantes en los que se trabajó.

Eventos organizados por los desarrolladores invitaron a la comunidad a volver a las calles bajo estrategias que consistían en días planeados en los que ciertos pokemones tenían específicamente algunas apariciones de manera constante, lo cual facilitaba a los usuarios atraparlos, asegurando así el uso constante de la aplicación.

Algunos otros eventos organizados por Nintendo fueron impulsados como una campaña de concientización ecológica, como: “El día de la tierra”, en el que se convocó a los usuarios a participar en actos de limpieza de ciertas zonas, donde podrían tener acceso a criaturas exclusivas.

Aun así parecía que el auge había llegado a su fin y Pokemon Go quedaría sólo como el juego para móviles que marcó un antes y un después; pero fue por medio de Twitter que se anunció la llegada de dos nuevos juegos para la más reciente consola de Nintendo, la Nintendo Switch.

Ambos juegos, que llevan por título Pokemon: let’s go Pikachu y Pokemon: let’s go Eevee, fueron anunciados para la Nintendo Switch; con la aparición de una criatura nunca antes vista, el  Exeggutor Alola, una variación del pokemon del mismo nombre pero que únicamente se había visto en las versiones Sol y Luna para Nintendo DS.

La nueva estrategia de Nintendo parecía dar resultado, los fieles seguidores se sintieron nuevamente atraídos por estas versiones. Así fue como en la E3 (Electronic Entertainment Expo) 2018, celebrada en Los Ángeles, se mostró el primer gameplay de estos dos nuevos juegos, con una duración de aproximadamente 55 minutos que mostró la unión del juego de móviles con la Nintendo Switch.

Entre las cosas que se pueden rescatar de la presentación de Nintendo durante la E3, fue el retorno a las primeras entregas de los juegos de la saga, los recorridos dentro de la región de Kanto y la posibilidad de enfrentarse a diferentes rivales pero con la nueva inclusión de los combates y las incursiones en línea con otros jugadores.

Otro aspecto a destacar es que la forma de atrapar pokemones dentro del juego de Nintendo Switch es similar a la forma de atraparlos en el juego de Niantic, la parte que parece mostrar la unión de estos dos juegos es la posibilidad de vincular ambas cuentas y poder transferir las criaturas capturadas de Pokemon Go a Pokemon: let’s go Pikachu y a Pokemon: let’s go Eevee.

A pesar de ser remakes de títulos que se lanzaron desde 1999, Nintendo se esforzó en hacer dos nuevas entregas que no aparenten ser remakes, pero que retomen al jugador al año 1999, donde todo un mundo de criaturas extrañas estaban al alcance de nuestras manos con solo tomar esa consola tan colorida que muchos de nosotros disfrutamos, la Gameboy Color.

El nuevo esfuerzo parece ser ajeno a las muestras de los dos gigantes de la industria de los videojuegos (“MICROSOFT” y “SONY”), mientras que Nintendo voltea a ver a sus consumidores apelando a la melancolía y atravesando la brecha generacional.

Imprimir