Espectáculos

Netflix crea políticas antiacoso sexual

Los escándalos sexuales de Kevin Spacey y Harvey Weinstein han sacudido con fuerza al mundo del entretenimiento. En consecuencia, Netflix decidió dictar nuevas reglas de comportamiento en sus rodajes para evitar casos como éstos en el marco de sus producciones.
Según informa The Sun, la plataforma de streaming ha aplicado estas normas por primera vez durante el rodaje de Black Mirror. Un trabajador de la serie ha filtrado estas nuevas reglas y ha desvelado que los altos cargos de la compañía están asistiendo a cursos para prevenir y detectar el acoso sexual.
Para evitar que se repita la situación de Spacey en House of Cards, la compañía de streaming emitió una circular con las siguientes reglas para el buen comportamiento de sus empleados:
—No dar abrazos ni tocar a nadie durante mucho tiempo.
—No ligar.
—Dejar en paz a una persona si te dice que no.
—No está permitido mirar a una persona más de cinco segundos seguidos.
—Denunciar a un compañero si se sobrepasa.
—Gritar “¡Para, no lo hagas de nuevo!”, si alguien no se comporta de forma adecuada.
De momento, Netflix no ha confirmado esta información, pero sí ha querido dejar claro en una nota de prensa que “están muy orgullosos de sus cursos de formación”.
“Creemos que los recursos que ofrecemos ayudan a las personas en nuestros sets para que hablen, y no es algo que deba trivializarse”, han añadido.
Con estas nuevas políticas, la productora está intentando dar un paso hacia la igualdad en el mundo del entretenimiento y evitar situaciones de acoso sexual entre sus empleados.

Imprimir