Deportes

México sale como víctima ante Alemania

El técnico colombiano Osorio no ha repetido una alineación en 49 partidos, el antecedente es la goleada teutona 4-1 en la Copa Confederaciones

Después de tres años y medio de trabajo del colombiano Juan Carlos Osorio, que en 49 partidos nunca ha repetido una alineación, una gran incógnita será la presentación de la Selección Mexicana ante su similar de Alemania en la Copa del Mundo Rusia 2018, este domingo en el Estadio Luzhniki de la capital rusa.

El duelo que arrancará a las 10:00 horas tiene al representativo alemán, actual campeón mundial y claro favorito para terminar como primer lugar del Grupo F y también revalidar su título logrado en Brasil 2014, ante un cuadro mexicano que ha marcado un solo gol en sus últimos tres partidos de preparación.

El antecedente directo de este compromiso es el triunfo de los teutones por 4-1 el año pasado en la Copa Confederaciones, donde antes del primer cuarto de hora, México ya estaba con dos goles en contra y de no ser porque los germanos bajaron el ritmo el duelo pudo haber terminado con otra goleada histórica para los mexicanos, como el 7-0 que le propinó Chile en la Copa América Centenario.

Además de los problemas en la contundencia, México ha tenido falta de conjunción defensiva, tanto en las coberturas como en los intentos de salir con el balón controlado, lo que demuestra la falta de trabajo colectivo, por las rotaciones que Osorio ha impuesto en el cuadro nacional, que carece de un estilo propio y una forma de juego definida.

Habrá que esperar la alineación 50 de Osorio, para ver lo que presenta ante una maquinaria futbolística como Alemania, que pese a no tener los mejores resultados en sus últimos juegos de preparación, cuenta con un plantel de gran calidad con jugadores en gran momento en el futbol europeo, su estilo dinámico y vertical que históricamente los ha caracterizado y un espíritu inquebrantable que les impide darse por vencidos.

Su última cita en una Copa del Mundo se dio en Francia 98, en la fase de octavos de final, juego en que México ganaba 1-0 y terminó eliminado 1-2 por los germanos.

Imprimir