Deportes

El estadunidense Koepka revalida título en el US Open

Brooks Koepka tiene la fórmula para ganar el US Open, ya sea con un resultado muy bajo (como en 2017 en Erin Hills, con -16) o con sufrimiento extremo como en esta edición jugada en Shinnecock Hills. El estadunidense repitió triunfo en el Major al que la Federación Estadunidense (USGA) le sacó su cara más desagradable. Greens rapidísimos, rough salvaje y un terreno que se iba secando a medida que el día avanzaba. En esas circunstancias, Koepka fue el más regular y sumó el segundo torneo grande de su carrera.

“Disfruto jugando conservador y cuanto más duro sea el campo mejor”, dijo Koepka, de 29 años, en contraste con la visión de otros golfistas. El de Florida fue de hierro en los últimos 18 hoyos.

Koepka partía con +3, igualado con Dustin Johnson, Finau y Berger, y con la losa de ver en la Casa Club al inglés Fleetwood con +2 y 63 golpes en su vuelta, igualando la más baja de la historia del US Open.

Pero Brooks se transformó en robot y arañó hasta cinco birdies mientras Reed, que irrumpió con fuerza y Dustin Johnson se perdían por el campo. Todo bien, pero dejó algo de misterio para el hoyo 18, donde cerró con bogey y +1. Suficiente para ganar el Major más duro del Siglo XXI.

Después de Ben Hogan (1950-51) y Curtis Strange (1988-89) es sólo el tercer hombre en la historia que gana el US Open dos veces de manera consecutiva desde la Segunda Guerra Mundial. Tras haber estado cuatro meses inactivo por una lesión de muñeca, Koepka entrará en el top 5 del ranking mundial. Este golfista que comenzó en el beisbol ya tiene dos grandes.

Imprimir