Espectáculos

The Bomboras se pone a cuentas con sus seguidores mexicanos

Después de 20 años de no dar presentaciones con su alineación original, The Bomboras, una de las bandas más importantes del género instrumental y surf a nivel mundial, visitó por primera vez México para celebrar su reunión en el Wild O’ Fest, durante su tercera edición, la cual se llevó a cabo el pasado sábado en la Carpa Astros.

En entrevista con Crónica, Jake Cavaliere, tecladista y líder de la banda; así como Jhonny deVilla, guitarrista de The Bomboras, compartieron los detalles de su reencuentro, que se definió gracias a la insistencia de Chok Fermoso, organizador de Wild O Fest, cuando se encontró con Jake en su presentación con The Sonics, durante la edición pasada del festival: “Hace un año estuve aquí con The Sonics y Chok me decía ‘¡Dame a Bomboras, dame a Bomboras, dame a Bomboras!’ Él no aceptaría un no por respuesta. Entonces dijimos ‘bueno, vamos a platicarlo otra vez y veamos si realmente es posible que esto suceda’, pero él insistió e insistió y ahora todos estamos felices”, comentó Cavaliere.

Hace poco más de diez años, en 2007, la agrupación anunció un concierto que sería su primera visita a México, sin embargo el evento fue cancelado sin una explicación concisa, y a propósito de ello, Jake aclara lo ocurrido: “Tres de nosotros iniciamos la banda siendo unos niños, Jhonny (guitarra principal) Dave (batería) y yo. Debíamos estar los tres y no lo estábamos, hacerlo sin uno de nosotros no era la manera correcta, así que mejor no hacerlo”, explicó. Además agregó que llevar a cabo esta reunión en nuestro país era muy importante para ellos, pues buscaban redimirse de lo sucedido en aquel año.

Mucho se ha hablado sobre los shows de The Bomboras en la década de los 90, máscaras, disfraces, actitudes desenfrenadas y fuego en el órgano de Cavaliere. Ante las altas expectativas por parte de sus seguidores, de presenciar una interpretación fuera de lo normal, los integrantes afirmaron: “Lo más importante para nosotros es actuar exactamente como lo hacíamos en los 90, sin cambios, entonces, cualquier cosa que alguien pudo ver en esos años ustedes lo verán mañana”.

Y no  mintieron. Los miembros de la banda subieron al escenario portando trajes de esqueleto que resplandecían en la oscuridad y usaron sombreros de charro como un homenaje a su audiencia mexicana. Ofrecieron un show intenso y las teclas del órgano se incendiaron tal y como sucedía hace 20 años.

En 1998  la banda editó su último disco Head Shrinkin’ Fun  bajo el sello Zombie A Go Go , que pertenece al músico, director de cine y escritor,  Rob Zombie: “Rob fue un entusiasta de nosotros porque grabó a una de nuestras bandas hermanas The Ghastly Ones, y ellos tocaron su puerta y dijeron ‘tienes que escuchar esta banda’”, mencionó Cavaliere. Resaltó que este cambio de disquera generó una evolución en su carrera, pues después de iniciar en un sello pequeño, entrar a Zombie A Go Go significó mudarse a lo grande; fue así como la banda underground entró al mainstream.

Veinte años después de lanzar su último material discográfico los integrantes de The Bomboras sólo pueden afirmar que el futuro no está escrito: “Primero esperemos a que pase este show y luego veremos”, dijeron.

Sin confirmar si lanzarán nuevo material dentro de poco o no, se limitaron a mencionar que han entrado al estudio de grabación y que es muy importante para ellos que sus seguidores quieran más música de The Bomboras: “Si lo quieren, lo tendrán”, enfatizaron.

Imprimir