Mundo

Denuncian que sandinistas no dejaron huir a familia quemada en casa

Despiden a familia quemada viva el sábado en Managua.

Este domingo sepultaron a los siete miembros de una familia que murió quemada viva en su casa en Managua. Vecinos de los fallecidos denunciaron que “fueron los paramilitares y la policía del asesino Daniel Ortega”. “Vivimos en la casa de al lado, tiraron un mortero de dos libras y media dentro de la casa”, que también era fábrica de colchones, por lo que ardió rápidamente.

Testigos explicaron que atacaron a la familia porque se negó a dejar subir a la azotea a francotiradores para que dispararan a manifestantes parapetados en una barricada cercana.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), una de las organizaciones más importantes del país, avaló la versión, y agregó que incluso los responsables de la masacre impidieron a las víctimas salir del inmueble durante el fuego.

La versión oficial es que “delincuentes encapuchados” iniciaron el fuego, pero el líder de la bancada oficialista en el Congreso, Edwin Castro, llegó a tergiversar la historia y aseguró que la atacada era una familia sandinista y los atacantes, manifestantes.

Imprimir