México, Ecuador, Colombia y Guatemala reclaman proteger a menores migrantes | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 18 de Junio, 2018

México, Ecuador, Colombia y Guatemala reclaman proteger a menores migrantes

Muestran su “preocupación” por el “cambio en la política migratoria de EU” y piden a la CIDH que tome medidas cautelares para evitar que separen a niños de sus familias

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

Entidades de derechos humanos de Guatemala, México, Ecuador y Colombia realizaron una solicitud conjunta a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para pedir que tome medidas cautelares con el fin de proteger a los menores migrantes que Estados Unidos separe de sus familias en la frontera sur.

La Procuraduría de Derechos Humanos de Guatemala presentó ayer el documento, firmado también por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos de México, la Defensoría del Pueblo de Colombia y la Defensoría del Pueblo de Ecuador.

El texto reclama proteger “los derechos a la familia, la integridad personal y la libertad personal” de los menores migrantes y así provocar que Washington “se abstenga de separarlos de sus familias”.

Para las instituciones de derechos humanos de México, Ecuador, Colombia y Guatemala resulta “de particular preocupación el cambio en la política migratoria de los Estados Unidos, que ha dejado de proteger el derecho a la unidad familiar y el interés superior de las menores migrantes y ha decidido utilizar la separación de familias como una sanción para las personas que intentan migrar”.

Por ello, los organismos de derechos humanos firmantes piden a la CIDH que los beneficiarios de las medidas cautelares solicitadas sean los menores migrantes que lleguen con sus familias a la frontera sur de los Estados Unidos y a quienes las autoridades migratorias del país separen.

Las entidades argumentan directamente que hacen esta petición expresa a la CIDH porque que “un gran número” de niños y adolescentes “habrían desaparecido” luego de ser separados en la frontera sur.

NUEVA POLÍTICA. La separación de niños de sus madres y padres en la frontera es resultado directo de una nueva política que EU está aplicando oficialmente desde inicios de mayo, y que se basa en considerar a todo adulto que cruce la frontera ilegalmente como un criminal; lo que deriva en su internación inmediata, sin poder estar acompañado de menores.

En total, entre el 19 de abril y el 31 de mayo, el gobierno estadunidense separó de sus familias a cerca de 2 mil menores migrantes en la frontera con México, de acuerdo con datos del departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés).

JUSTIFICACIÓN GROTESCA. El fiscal general de EU, Jeff Sessions, argumentó que parte de la razón en este cambio de política es que esperan que esta acción definida como cruel por múltiples organizaciones humanitarias desincentive a las familias latinoamericanas para cruzar ilegalmente la frontera.

Además, el pasado jueves, Sessions se escudó en la Biblia para defender sus políticas, asegurando que los textos sagrados defienden cumplir las leyes. Unas leyes que el presidente Donald Trump atribuyó luego a los demócratas, y argumentó que estos deben apoyarle para lograr su versión de una reforma migratoria que ayude a acabar con esta situación.

 

Imprimir