Vuelo de Lufthansa transmitió en vivo la victoria de México | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 18 de Junio, 2018

Vuelo de Lufthansa transmitió en vivo la victoria de México

José Ulloa, pasajero del vuelo 498, relató cómo vivió entre pasajeros alemanes el histórico resultado.

Vuelo de Lufthansa transmitió en vivo la victoria de México | La Crónica de Hoy
Foto: Twitter

Llegará un día en la que todos los mexicanos se preguntarán: ¿Dónde estabas tú cuando México le ganó a Alemania (la actual campeona del mundo)? Algunos de ellos responderán: Ni en México, ni Rusia, ni en Alemania, ni en ningún país, sino a casi 11 mil metros de altura sobre el océano Atlántico y volando a casi mil kilómetros por hora. “¡Y no a bordo de cualquier avión, sino en uno de Lufthansa!”.

Eso es lo que responderá José Ulloa, pasajero del vuelo 498 de la aerolínea alemana, que ayer despegó de Frankfurt a la 1 de la tarde (hora local) con destino a la Ciudad de México.

“El avión se empezó a llenar de pasajeros con camisetas verdes. Ahí fue cuando me enteré que iban a transmitir en directo por las pantallas de los asientos el partido de México contra Alemania”, declaró Ulloa, ajeno a la fiebre mundialista que sintió nada más sentarse, entre otras cosas porque había estado en un viaje de trabajo en Italia, país donde el Mundial de Rusia se ignora o se sufre en silencio, por la vergüenza de no haber podido calificar la histórica squadra azzurra.

“Los pasajeros alemanes no llegaron preparados”, pese a que el escudo de la selección alemana luce ya con orgullo cuatro estrellas, una por cada vez que ganó la Copa del Mundo, la última vez hace cuatro años en Brasil.

“La sensación fue extraña porque, si te quitabas los audífonos no se oía nada del partido: ni el bullicio de los aficionados en el estadio ni los comentaristas. El silencio lo rompían los gritos de los mexicanos cada vez que se presentaba una jugada de peligro. Y vaya que se presentaron”, comentó.

“En cambio, los pasajeros alemanes seguían el partido como el técnico de la selección alemana. Ni se inmutaban. No sé si porque son así o porque están acostumbrados a ganar. Rectifico: estaban”.

“Eso sí, se asustaron cuando el avión estalló en un solo grito ¡Gooooool! En honor al piloto alemán, hay que reconocer que no intentó ninguna maniobra de venganza, aunque confieso que este vuelo tuvo más turbulencias de lo normal”, admitió Ulloa.

havh

Imprimir