Cultura

Lobo Antunes y Gonçalo Tavares encabezan programa de Portugal para la FIL de Guadalajara

Portugal planea aprovechar su año como país invitado de honor en la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara con un programa, presentado ayer, en el que sobresalen António Lobo Antunes, Gonçalo Tavares y un homenaje a José Saramago.

Los protagonistas y objetivos lusos han sido presentados en un evento repleto de expectación en el Palácio das Necessidades de Lisboa, sede del Ministerio de Exteriores portugués, al que asistieron los ministros lusos de Cultura, Luís Filipe Castro Mendes, y de Exteriores, Augusto Santos Silva.

“La internacionalización de Portugal es uno de los grandes objetivos de Exteriores, y en este sentido la feria de Guadalajara es un ejemplo elocuente”, aseguró Santos Silva.

Tan elocuente que el país piensa tirar la casa por la ventana en la FIL, que comienza el 24 de noviembre consolidada como la mayor feria del libro de Latinoamérica y la segunda del mundo; no se trata sólo de mostrar a los mexicanos la literatura lusa, sino de una gran oportunidad comercial.

“Es una feria del libro para público y profesionales, un lugar donde se negocian los derechos de traducción. Es una oportunidad económica para la internacionalización de la cultura portuguesa”, dijo la comisaria del proyecto, Manuela Júdice.

Júdice presentó un programa que incluye lo más excelso de la prosa, la poesía, la música, el cine, el teatro, la danza, exposiciones de arte (que incluye piezas de Almada Negreiros) y hasta la gastronomía, que tendrá como epicentro el pabellón de Portugal, un espacio de mil 168 metros cuadrados.

Con todo, los autores serán lógicamente los protagonistas, elegidos por la relevancia de sus textos y que forman un grupo de 42 escritores, cuatro de los cuales proceden de países africanos lusófonos, como el angoleño Ondjaki, vencedor del premio José Saramago en 2014.

Otros nombres destacados serán Afonso Cruz, Ana Margarida de Carvalho, Inês Fonseca Santos, Valter Hugo Mãe o José Luís Peixoto.

“Pocas veces hemos tenido un invitado de honor con tanta seriedad y formalidad en su programa como Portugal”, reconoció la directora de la FIL, Marisol Schulz, que celebró la participación de un país al que definió como “foco cultural para todas las naciones”.

Imprimir