Ahora sí que... Estábamos mejor cuando estábamos peor - Marielena Hoyo Bastien | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 20 de Junio, 2018
Ahora sí que... Estábamos mejor cuando estábamos peor | La Crónica de Hoy

Ahora sí que... Estábamos mejor cuando estábamos peor

Marielena Hoyo Bastien

Que el sanguinario cazador Juan Carlos I, hoy rey emérito de

  España, haya asistido a las “corridas de toros” a lucir presencia,

particularmente en las festividades más destacadas, no resultó

nunca sorpresa, PERO, tampoco significa que el monarca hijo

que lo sucedió, entre sus múltiples holgazanerías… perdón…

obligaciones, deba guardar la de acudir “por tradición” a la

inauguración del decadente espectáculo durante las Fiestas de

San Isidro en Madrid, los sanfermines, etc.

Es una pena ver que los principios bajo los que fue pulcramente

educado Felipe VI —especialmente con la cercanía de una madre

como SOFÍA, sensible a más hacia los animales—

queden comprometidos de forma tan inútil, a menos que…

el propósito real y verdadero haya sido esta vez, enviar un claro

mensaje a Catalunya. De todas formas ¡fuchi! 

Nuevamente y no por gusto, estoy en conflicto con los zoológicos de la Ciudad de México. Ante ello, de verdad que cuento los días para que venga EL CAMBIO, porque es un hecho que tales instituciones estaban mejor cuando estaban peor. Por cierto, fue el único tema sobre animales no humanos que medio resquebrajó mi confianza hacia Miguel Ángel Mancera. Espero que no me suceda igual con José Ramón Amieva, actual Jefe de Gobierno y persona, que aunque en EL TEMA se ha conducido siempre de forma impecable y compasivamente solidario (aunque todavía no me concrete lo solicitado para que el Hospital Veterinario Público de Iztapalapa no niegue atención URGENTE a ningún perro o gato por cuestiones de finanzas), veo complicado entendernos en el punto, peor, al estar de por medio la soberbia Secretaria Tanya Müller.

Aclaro que no es cosa mía. NADA quiero ni espero de esta administración zoológica. Sólo me preocupa que resulten ciertas, nuevamente, las  comunicaciones que estoy recibiendo, como la de ayer mismo, donde textualmente se me asegura que la situación de los animales del Zoológico San Juan de Aragón es gravísima. Que siguen dándose muertes por negligencia. La más reciente, la de una cría de antílope ñu indebidamente separada de la madre para criarla a la mano, por decisión de la nueva jefa de médicos (Adriana Rivera Cruz). Que la cría había nacido sin problemas, y que a menos de una semana presentó diarrea y murió. Que el 24 de mayo se realizó un mal manejo, provocando que una cebra a punto de parir se estrellara contra una reja y muriera. Que antes, para mayo 6, había nacido bien otra cebra, pero que al intentar separar a madre y bebé de unos antílopes Eland, la cría cayó lastimándose las 4 patas, presentando un hematoma que se le debridó y por lo que cursa infección todavía.

Que el chimpancé TAMBA también fue víctima de negligencia. Que primero fue atacado por una hembra, y que al no ser debidamente atendido se le infectaron las heridas. Que finalmente lo anestesiaron, sufriendo durante el procedimiento 4 paros respiratorios. Del último ya no salió. Aquí me explico, entonces, la razón de “reservar” la información sobre este caso y, sigo…

Que hay un mono cangrejero diagnosticado erróneamente con diabetes, usado como conejillo de indias para ensayar productos. Que se cambiaron las dietas para abaratar costos y meter concentrados Mazuri, pero que los animales se quedan con hambre. ¡Y cómo no!... si fue parte del reconocimiento a quien como distribuidor de la marca firmó el Dictamen sobre BANTU, que limpió la porquería de actuación contra el indefenso gorila. Hay más, pero ya no espacio, y todavía tengo pendiente participar, a propósito de la trama…

Que el MVZ Marco Antonio González Brizuela, interesado, ocupado y preocupado por el bienestar animal de la fauna cautiva, no se conformó con participar dentro del Grupo de Trabajo que redactamos la NMX-AA-165-SCFI-2014, en la que se establecen los requisitos para la certificación (voluntaria) con respecto al bienestar animal, conservación, investigación (no letal), educación y seguridad en tales instalaciones, sino que buscó afanosamente certificarse ante la EMA (Entidad Mexicana de Acreditación, A.C.) para poder certificar a su vez, quedando integrado al Padrón Nacional de Evaluadores como EXPERTO TÉCNICO. ¡Felicidades! Ahora… a ver qué zoológico levanta primero la mano para ser certificado o-fi-cial-men-te por MAGB, sin exaltación de lo extranjero sobre lo nacional o sin reconocerse solamente entre pares. 

producciones_serengueti@yahoo.com

marielenahoyo8@gmail.com

Imprimir

Comentarios