Mundo

Presidente de Colombia pide a OEA intervenir en Nicaragua

“Por favor discutan, utilicen las herramientas que tienen a su disposición para que ese ‘huracán’ no siga creciendo y no siga causando víctimas”, expresó Juan Manuel Santos

Caravanas de camionetas con “turbas sandinistas” captadas al entrar a la ciudad de Masaya.

Sin ocultar su preocupación sobre la crisis política y social que desde hace 65 días se vive en Nicaragua, con manifestaciones contra el gobierno de Daniel Ortega que son duramente reprimidas, ayer el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, pidió al secretario general de la OEA (Organización de Estados Americanos), Luis Almagro, y al Consejo Permanente del organismo, intervenir para buscar soluciones pacíficas a este conflicto.

Santos lanzó su llamado-petición en la ciudad de Cartagena de Indias, Colombia, donde ayer intervino en un foro regional sobre prevención de desastres naturales, y comparó la crisis de ese país centroamericano, que ya cobró al menos 200 vidas, con un peligroso huracán.

SESIÓN. “Hay otro huracán que es de categoría 2, pero que está creciendo y se llama Nicaragua; yo quiero hacerle un llamado al señor secretario general de la OEA y al Consejo Permanente, que por favor intervengan, discutan, utilicen las herramientas que tienen a su disposición para que ese huracán no siga creciendo y no siga causando víctimas”, manifestó Santos.

El próximo viernes el consejo permanente de la OEA sostendrá una sesión extraordinaria para recibir y abordar el informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre la violencia provocada por la represión de las “turbas sandinistas” (grupos de choque) y de la Policía Nacional en contra de la población que protesta en contra del régimen.

ANTECEDENTE. Nicaragua está sumergida en una crisis social y política con protestas diarias contra el presidente Daniel Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, y para exigir elecciones adelantadas pero sin el mandatario.

Las protestas, duramente reprimidas, comenzaron por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en un reclamo para que Ortega, quien lleva once años en el poder, renuncie al cargo.

Al respecto, el alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Raad al Hussein, consideró urgente que una comisión internacional investigue la violencia en Nicaragua con la participación de la policía y grupos de choque, e incluso con la participación de francotiradores.

Imprimir